Coca Cola en el embarazo: ¿se puede beber?

Coca Cola en el embarazo: ¿se puede beber?
Fuente: Shutterstock

Coca cola en el embarazo

La Coca Cola es la bebida carbonatada más popular del mundo y es difícil renunciar a un vaso de Coca-Cola sobre todo en determinadas ocasiones, como una pizza o un bocadillo con los amigos. Pero puedes seguir bebiendo Coca cola en el embarazo? ¿Es seguro y cuáles son las dosis máximas que podemos consumir?





En este articulo

¿Puedo tomar Coca Cola si estoy embarazada?

En teoría sí, mientras no exagere. La Coca Cola contiene cafeina y azucares, sustancias que deben limitarse durante el embarazo. En particular, la cafeína debe tomarse con mucha moderación y dentro de los límites de 200-300 mg por día. Ojo porque la cantidad máxima de cafeína permitida se alcanza con dos cafés espresso y es importante tener en cuenta la cantidad de cafeína consumida durante el día, teniendo en cuenta que también la contiene el chocolate o el té verde.



  • ¿Cuánta cafeína hay en una lata de Coca-Cola?

En la web de Coca Cola leemos que una lata de Coca-Cola Clásica contiene 32 mg de cafeína y una lata de Diet Coke contiene 42 mg. Alternativamente, si quieres eliminar el consumo de cafeína sin renunciar a una bebida carbonatada, puedes optar por el Sprite o un Niños.

Los riesgos de la cafeína

La cafeína tarda un poco más en digerirse y metabolizarse, y a medida que avanza el embarazo, la descomposición de la cafeína también se ralentiza, exponiendo al feto a los efectos negativos de esta sustancia.

Numerosos estudios confirman que tomar altas cantidades de cafeína durante el embarazo aumenta el riesgo de diversos problemas como:

  • un mayor riesgo de aborto espontáneo,
  • parto prematuro,
  • retraso en el crecimiento del feto,
  • recién nacido con bajo peso al nacer.

Los riesgos de los edulcorantes

Incluso en las latas de Coca Cola Zero los azúcares siguen presentes, por ejemplo el aspartamo, la sucralosa o la sacarina. Una bebida azucarada no solo no quita la sensación de sed, sino que promueve un aumento de azúcar en la sangre que siempre es mejor evitar, especialmente durante el embarazo.

Las gaseosas dietéticas y sin cafeína contienen una serie de sustancias químicas y, en general, es mejor evitarlos cuando sea posible durante el embarazo, especialmente porque la investigación científica está en progreso.


Por ejemplo, según la fuente de confianza de la FDA, algunas bebidas gaseosas contienen hidrocarburos aromáticos policíclicos, parientes del benceno, que es cancerígeno.

Otras bebidas que tienen ácido fosfórico y ácido cítrico, dos sustancias químicas conocidas por erosionar el esmalte dental y sabemos que las mujeres embarazadas son más vulnerables a las caries y la gingivitis debido a los cambios hormonales.


En última instancia, por lo tanto, la Coca Cola en el embarazo no está expresamente prohibida, si aún debe limitarse si no evitarse, también porque no aporta ningún beneficio nutricional, frente a una cierta cantidad de cafeína y azúcares. 

Lee también: Café descafeinado en el embarazo

Coca-Cola y nauseas en el embarazo

La Coca Cola se ha considerado un remedio natural para las náuseas durante el embarazo durante generaciones. De hecho, si tienes dificultades digestivas, la Coca-Cola puede ayudarte gracias a su pH ácido. Pero no hay evidencia científica sobre sus efectos beneficiosos sobre las náuseas propias del primer trimestre: por lo que para algunas mujeres puede ser de gran ayuda, mientras que en otras no tiene ningún efecto.

Coca Cola en el embarazo y las contracciones

Un estudio de hace unos años, publicado en el American Journal Nutrition, planteó la hipótesis de que el consumo excesivo de bebidas carbonatadas podría favorecer el parto prematuro: según esta investigación, realizada a 60.000 mujeres, el riesgo de parto prematuro era un 11 % mayor para las mujeres que habían bebido mas de uno bebida azucarada por día, y un 25% para quienes consumían bebidas con edulcorante (especialmente aspartamo).

Este no es un estudio concluyente y no añade mucho a lo que ya se sabe: durante el embarazo se debe seguir una dieta lo más sana y equilibrada posible, prefiriendo alimentos que tengan un valor nutricional adecuadas y evitando aquellas que solo aportan azúcar o calorías. 

Fuentes

  • Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG)
  • Ingesta de refrescos endulzados artificialmente y riesgo de parto prematuro: un estudio de cohorte prospectivo en 59,334 XNUMX mujeres embarazadas danesas

Añade un comentario de Coca Cola en el embarazo: ¿se puede beber?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.