Cochecito, cómo elegir el modelo ideal

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Desde cuándo usar la silla de paseo
  • 2 Recomendaciones para cambiar de capazo a cochecito
  • 3 ¿Cuánto tiempo usar el cochecito? 
  • 4 Elegir la silla de paseo: qué características debe tener
  • 5 Te recomendamos: Bugaboo Bee 6, el cochecito de la ciudad
  • 6 Las novedades del nuevo modelo
  • 7 Pruébalo durante 100 días 

Un "medio de transporte" del que no puede prescindir. Ya sea para un paseo por el centro, una salida al mar o un viaje en avión, si tienes niños pequeños, la silla de paseo es el mejor aliado para desplazarte con tranquilidad. Pero precisamente por eso, en la mar magnum de modelos que hay en el mercado, elegir la silla de paseo adecuada no es una cuestión baladí. Las características básicas cambian y las necesidades de cada madre son diferentes (maletero, ascensor pequeño, tramos de escaleras para subir, presencia de un hermano mayor, etc.). Así que aquí hay una guía práctica para encontrar el adecuado para usted. 



Desde cuando usar el cochecito

El huevo y el capazo son los dos primeros dispositivos que se utilizan para el recién nacido. Generalmente, se compran junto con el cochecito, con el llamado trío. Sin embargo, hay quien prefiere no tener este tipo de gasto, sino que compra solo lo que más se le puede dar, como el huevo bebé (esencial para la seguridad en el coche) y la carriola (es la que más se usa). ).

Según el modelo, la silla de paseo se puede utilizar desde el nacimiento, en sustitución del capazo. En este caso es importante que exista un portabebés especial, para que el niño vaya cómodo y seguro al mismo tiempo, y que el respaldo sea rígido y totalmente reclinable. ¡Especialmente los más pequeños duermen muy bien en el cochecito!


Alternativamente, el período en el que comienza a usar la silla de paseo es de alrededor de 5-6 meses. Teóricamente, el niño ya debería haber adquirido una buena capacidad para tener una postura erguida y, por lo tanto, también puede caber en la silla de paseo. Sin embargo, cada pequeño es diferente de los demás y lo que es cierto para uno puede no serlo para otro. Sin embargo, indicativamente, esta es la era en la que se puede usar un cochecito, también porque el niño es muy curioso, necesita nuevos estímulos y le encanta observar lo que sucede a su alrededor. La nave espacial no le permitirá hacer eso con seguridad. 


Recomendaciones para cambiar de capazo a cochecito

Las cosas a considerar son esencialmente estas: 

  • Preste atención al desarrollo muscular del bebé: si todavía parece inmaduro, espere un par de semanas. 
  • Incline siempre un poco el respaldo al principio, para no forzar la espalda del niño. 
  • Empieza con paseos cortos para que tu hijo se acostumbre poco a poco a la novedad. 
  • Ojo con el clima: el capazo está mucho más protegido que la silla de paseo. Así que si estás en pleno invierno, pospone el cambio a la primavera, cuando hace menos frío. 

¿Hasta cuándo usar la silla de paseo? 

En realidad, no hay una respuesta única a esta pregunta porque mucho depende de tus hábitos. En general, sin embargo, los expertos sugieren usar la carriola hasta los 2 años, pero sin exceder los 3 o 4 años. Veamos por qué.


Mientras el bebé no camine bien, el cochecito es tu mejor amigo. Es cierto que los pequeños que dan sus primeros pasos no paran nunca, ni siquiera cuando están fuera. Pero también es cierto que se cansan con facilidad y cargar con ellos no es una gran solución. Y aquí es donde entra el cochecito.

Después de 2-3 años, despedirse del cochecito o, en todo caso, usarlo esporádicamente puede ser muy útil para evitar que los niños se vuelvan demasiado perezosos. Un estudio en el pueblo hace unos años reveló que, en nuestro país, uno de cada 10 niños entre 4 y 6 años todavía usaba la carriola, lo que limitaba su camino natural de crecimiento y su autonomía. Por lo tanto, es correcto que, en algún momento, esta herramienta preciosa se guarde en el sótano. 

Elegir la silla de paseo: qué características debe tener

Ruedas: 3 o 4


Hasta hace unos años, los cochecitos eran prácticamente todos iguales. Hoy difieren mucho entre sí y, por lo tanto, la elección puede variar. El modelo más clásico es el de 4 ruedas que garantiza versatilidad y gran estabilidad. Generalmente las ruedas son giratorias y te permiten moverte con facilidad incluso en terrenos irregulares o con escalones. Sin embargo, si buscas algo con un diseño más moderno, puedes optar por un modelo de 3 ruedas. En general, son ágiles y rápidos y adecuados para los amantes del aire libre y el deporte. ¿El defecto? Son más voluminosos que los vehículos de 4 ruedas. 

Peso 

Esta es una característica clave a la hora de elegir un cochecito. La diferencia la hace el marco, que es la estructura de soporte de este objeto. Los materiales actuales son más ligeros que los del pasado, pero no se da por sentado que el cochecito tenga un "peso pluma". La alternativa por tanto es elegir entre la gama de los llamados ligeros o ultraligeros que son más fáciles de transportar y conducir. Sin embargo, son menos adecuados para terrenos sin pavimentar y, a menudo, son muy "mínimos" y no particularmente cómodos para el niño, lo cual es de primordial importancia. 


Dimensiones

Muy relacionado con el peso, este aspecto también es muy importante a la hora de elegir la silla de paseo. Es decir, tienes que evaluar si, por ejemplo, el modelo que te gusta cabe en el maletero de tu coche o en el ascensor. Por lo tanto, las dimensiones deben tenerse en cuenta tanto con la silla de paseo abierta como cerrada. De nada sirve enamorarse de un producto que no cabe en el coche o se atasca en el ascensor. ¿La mejor manera de no equivocarse? Pruébalo, para no llevarte sorpresas. En términos generales, las carriolas livianas también son más pequeñas y fáciles de transportar. 

Cierre 

Hay varias formas. Estilo libro: el marco se pliega sobre sí mismo en un punto, reduciendo profundidad y altura. Es el tipo más común y es bastante cómodo. Paraguas: en este caso, el marco se reduce en anchura y altura, mientras que la profundidad aumenta. Típico de cochecitos ligeros y ultraligeros. Packet: similar al libro, permite plegar la silla de paseo en dos puntos, reduciendo el tamaño. Plegado 3D: como su nombre indica, las tres dimensiones de la silla de paseo se reducen y se vuelve extremadamente compacta. Cierre perfecto para los que viajan mucho, sobre todo en avión. 


amortiguadores 

Seamos claros: una silla de paseo mal amortiguada no es nada cómoda para el niño. Solo imagine la reacción violenta si golpea un bache en la acera (que es todo menos raro en nuestras ciudades) o camina por un camino rural. Cuando decida comprar su cochecito, por lo tanto, asegúrese de que esté equipado con un excelente sistema de amortiguación. Las ruedas delanteras y traseras deben tener una buena suspensión y no deben ser demasiado pequeñas ni demasiado duras. Mejor preferir los grandes.

De frente o de frente al mundo

La reversibilidad, es decir, la posibilidad de cambiar el lado de la cara del bebé, es otra característica a tener en cuenta a la hora de comprar un cochecito. Cuando el niño es muy pequeño, necesita el contacto visual con la persona que lo saca a pasear. En cambio, a medida que crece, se siente atraído por lo que lo rodea. Ese es el momento de girar la carriola sobre el marco y permitir que su hijo explore visualmente el mundo que lo rodea. No todos los cochecitos ofrecen esta posibilidad por lo que hay que verificar según el modelo. 

revestimientos 

Zumo de frutas, snacks, sudor, regurgitaciones. Los "ataques" a la tapicería del cochecito son muchos. Por ello es prioritario que los tejidos sean desenfundables y lavables. Muchos se pueden lavar en la lavadora, mientras que otros se deben lavar a mano. Para garantizar el máximo confort al pequeño, las telas del respaldo y del asiento deben estar acolchadas. Pero no solo. La otra cualidad muy importante es que sean transpirables porque, en verano, los niños sudan mucho. Y hablando de cubiertas: la de la capota debe protegerse del sol con un filtro muy alto.  

Coste 

Está claro que el aspecto económico también debe ser considerado en la evaluación global del producto a adquirir. Dependiendo del presupuesto que tengas disponible, elegirás un cochecito en lugar de otro. Está claro que, como en todas las cosas, un precio más alto es sinónimo de mayor calidad, resistencia y durabilidad. También evalúe las opciones que tendrá o no, como la bolsa de almacenamiento, la cubierta para la lluvia, la sombrilla. No se dice que estén incluidos en el precio, por lo que siempre es mejor informarse bien.

Te recomendamos: Bugaboo Bee 6, el cochecito de la ciudad

Muy cómodo, manejable, moderno, elegante. Queridas madres, si estáis buscando un cochecito que reúna estas características, el Bugaboo Bee 6 es el indicado para vosotras. Se proponen dos modelos: el de capazo y silla (ideal desde el nacimiento hasta los 4 años) y el de silla de paseo (indicado a partir de los 6 meses o desde el nacimiento con el portabebés especial siempre hasta los 4 años). Hay tres combinaciones de colores disponibles: amarillo y negro, todo negro o gris melange.

Veamos las principales ventajas del Bugaboo Bee 6: 

  • Compacto: este cochecito se cierra muy fácilmente con una sola mano, lo que es de vital importancia para una madre, teniendo en cuenta la cantidad de cosas que siempre llevamos encima. El Bugaboo Bee 6 tiene una pata de cabra integrada que te permite guardarlo ordenadamente en cualquier rincón de casa o mientras viajas. 
  • Fácil de maniobrar: las ruedas son antipinchazos y de gran tamaño, para absorber golpes y sacudidas, reduciendo las fuentes de molestias para el niño. La suspensión ultramoderna permite una conducción suave, incluso con una sola mano. Las dimensiones poco voluminosas de la silla de paseo te permiten moverte con rapidez en la ciudad, incluso utilizando el transporte público. 
  • Muy cómodo: el Bugaboo Bee 6 se puede usar de inmediato en ambas versiones. Garantiza la máxima protección gracias a un mango giratorio y una nueva capota que protege al niño de los rayos solares de forma muy eficaz. El asiento está cubierto con un tejido moderno y de alto rendimiento para una mejor circulación del aire.
  • Opcional: además del modelo básico, puedes elegir entre una amplia gama de productos opcionales. Van desde el saco de dormir y el tapizado del asiento de lana hasta el bolso cambiador, desde el portavasos hasta la plataforma para el segundo niño. 

Como todos los modelos de Bugaboo, este último también se puede adquirir como sistema modular completo o trío añadiendo la silla de coche Bugaboo Turtle by Nuna y sus adaptadores, que se pueden adquirir por separado. 

Las novedades del nuevo modelo

Comparado con el Bugaboo Bee 5, el Bugaboo Bee 6 tiene algunas características nuevas: 

  • Capota: tiene una pequeña ventana para tener siempre a la vista al bebé y un panel "viento" para la ventilación.
  • Ruedas: Se ha mejorado el mecanismo de amortiguación de estas ruedas grandes (7 pulgadas), alcanzando estándares de calidad aún más altos.
  • Asa giratoria: es una “nueva entrada” del Bugaboo Bee 6. Garantiza sujeción y protección y se cierra junto con la silla de paseo.
  • Pata de cabra integrada: permite que la carriola se mantenga de pie por sí misma donde sea que esté.
  • Nave espacial: fue diseñada para los primeros meses. Esto también tiene una ventana "ventilada", botones mejorados para desbloquearlo con una mano y adaptadores más altos. 

Pruébalo durante 100 días 

Bugaboo ofrece una interesante oportunidad a sus clientes. Si compra un cochecito y cualquier accesorio en el sitio web de la compañía, puede probarlo y, si no está satisfecho, devolverlo gratis dentro de los 100 días. Se le reembolsará el 100%. 

Añade un comentario de Cochecito, cómo elegir el modelo ideal
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.