Contracciones: cómo surgen y cómo reconocerlas

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Contracciones como reconocerlas

como reconocer contracciones? No es inusual tener contracciones durante el embarazo. Pero entender cuándo preocuparse? Las primeras contracciones pueden ocurrir alrededor del cuarto mes: se llaman contracciones de Braxton Hicks y no son dolorosas ni peligrosas y son irregulares: sirven para preparar el útero para el crecimiento del feto.





Poco antes del trabajo de parto, pueden ocurrir contracciones regulares y más dolorosas, pueden ser una señal de que el trabajo de parto está por comenzar, por lo que es bueno seguirlas con cuidado y eventualmente llamar al médico.

En este articulo

  • Contracciones, cómo reconocer los síntomas
  • Pero, ¿cómo pueden presentarse las contracciones?
  • ¿Tirones o acidez estomacal?
  • contracciones preparatorias
  • Cuándo ir al hospital

Contracciones, cómo reconocer los síntomas

Cómo reconocer contracciones preparatorias para el parto? Estos son los síntomas más frecuentes:



  • el útero se contrae y luego se relaja dando una sensación similar al dolor menstrual, pero más intenso de lo habitual
  • El vientre puede endurecerse al tacto. Para reconocer si es una contracción o no, puedes acostarte boca arriba y empujar con las yemas de los dedos sobre tu estómago, si encuentras resistencia puede ser una contracción.
  • Las contracciones del trabajo de parto se pueden reconocer por qué son más regulares, dolorosos y duran más de 30 segundos
  • Las contracciones se sienten primero en la zona lumbar, luego se irradian al abdomen y viceversa.
  • Puede haber pérdida de sangre
  • Pueden ir acompañados de la ruptura de las aguas

Pero, ¿cómo pueden presentarse las contracciones?

Veamos qué tipos de contracciones pueden ocurrir durante el embarazo



  • Contracciones de Braxton Hicks
  • contracciones prodrómicas
  • contracciones de riñón
  • contracciones uterinas

Contracciones de Braxton Hicks

también se les llama contracciones falsas e es un fenómeno aislado y es causado por la progesterona que controla la contracción uterina y evita que ocurra temprano en el embarazo. No debe haber más de 5 en una hora. También pueden ser causados ​​por los movimientos del bebé que, hacia el final del embarazo, se da la vuelta para prepararse para el parto y salir en la posición correcta.

Si no son un fenómeno raro pero empiezan a ocurrir de forma regular, es bueno contactar con el ginecólogo que realizará un seguimiento para asegurarse de que el cuello uterino esta bien cerrado. Es importante llevar un estilo de vida sano y relajado: el estrés y el cansancio excesivo pueden favorecer las contracciones incluso durante los primeros meses de embarazo. Por último, una especial atención si la contracción va acompañada de sofocos y taquicardia puede ser síntoma de riesgo de aborto.

contracciones prodrómicas

Las contracciones prodrómicas o contracciones prodrómicas experimentadas durante el trabajo de parto son más dolorosas, se repiten a intervalos cada vez más regulares y duran de 30 a 60 segundos.

contracciones de riñón

Son muy comunes en la etapa temprana del trabajo de parto y bastante dolorosos. El dolor de riñón también puede presentarse en el cuarto mes de embarazo y si es un episodio aislado no hay de qué preocuparse. ¿Cómo se reconoce una contracción que comienza en los riñones? El vientre se endurece y el dolor, sin embargo, se irradia desde la parte baja de la espalda hasta los riñones, lo que provoca una verdadera dolor de espalda. Estas contracciones también pueden ocurrir por la noche e impedirle dormir.

Las contracciones renales generalmente son causadas por la ubicación quien tomó al bebé en el vientre. Preste atención a la regularidad de las contracciones, especialmente si está a punto de plazo: la contracción renal se siente y puede ser el comienzo del trabajo de parto, así que nunca los subestime y llame al ginecólogo. para calmar el dolor causada por la contracción del riñón, un baño tibio, algún movimiento por la casa o un masaje en la espalda baja pueden ser de gran ayuda.

contracciones uterinas

Reconocer las contracciones tempranas puede no ser fácil. Generalmente una contracción corresponde a una tensión a nivel del vientre que dura unos segundos y luego desaparece: el abdomen es duro al tacto porque el útero se contrae.

  • Para asegurarte de que se trata de una contracción, puedes intentar recostarte con las piernas dobladas: ¿puedes empujar las yemas de los dedos contra tu vientre? Si no puedes, es una contracción.
  • Otro método útil para entender si se trata de una contracción es medir el tiempo de su duración: el útero no es capaz de mantener una contracción más de un minuto, por lo que si dura más de 40-50 segundos no puede ser una contracción.

La contracción también puede ser provocada por los movimientos del bebé: en este caso no se endurece toda la barriga sino sólo la zona donde se encuentra el bebé Moviente.

¿Tirones o acidez estomacal?

También debemos aprender a no confundir la contracción con la acidez estomacal (una dolencia típica del embarazo) o con dolores musculares y pélvicos: en general las mujeres que sufren de dolor pélvico comienzan a sentir síntomas a principios del segundo trimestre, pueden aumentar al final de la tarde debido a la fatiga acumulada a lo largo del día y pueden durar horas

contracciones preparatorias

también llamar Contracciones de Braxton Hicks, le contracciones preparatorias ocurren con frecuencia en el tercer trimestre del embarazo y se asemejan vagamente a los cólicos menstruales. No modifican el cuello uterino y no sirven para dilatarlo o acortarlo. Estas contracciones afectan los tejidos musculares uterinos y son irregulares, poco dolorosas, pasan al caminar o descansar.

Cuándo ir al hospital

Durante su fase prodrómica, que puede durar varias horas, no es necesario ir al hospital. Es mucho mejor quedarse en casa, donde poder descansar, dar un paseo o tomar un baño caliente con comodidad. Tienes que ir al hospital cuando hayas entrado en la fase de trabajo de parto activo, cuando las contracciones se hayan vuelto regulares y seguidas y duren alrededor de un minuto, apareciendo cada 3-4 minutos.

Audio vídeo Contracciones: cómo surgen y cómo reconocerlas
Añade un comentario de Contracciones: cómo surgen y cómo reconocerlas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.