Desarrollo del recién nacido a medida que cambia de 0 a 6 meses

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Desarrollo del recién nacido: cada uno tiene sus propios tiempos
  • 2 Desarrollo del recién nacido: motricidad y postura
  • 3 Desarrollo del recién nacido: los movimientos finos 
  • 4 Desarrollo del recién nacido: audición y habla
  • 5 Desarrollo del recién nacido: vista
  • 6 Desarrollo del recién nacido: relaciones y juego 

Crecen sin parar durante 9 meses en el vientre de la madre. De diminutas criaturas de unos pocos milímetros se transforman, día tras día, en maravillosos niños. Y una vez que salen a la luz, continúan este camino bajo nuestros ojos en trance. El desarrollo del recién nacido es algo verdaderamente fascinante y, sobre todo para los que están en la primera experiencia, notar los cambios que se dan día a día es una constante sorpresa. Vamos a ver qué pasa en los primeros 6 meses.



Desarrollo del recién nacido: cada uno tiene sus propios tiempos

Una premisa es muy importante. Es cierto que hay etapas precisas en el desarrollo del recién nacido que sirven para entender si el pequeño está creciendo bien o si hay ralentizaciones. Sin embargo, también es cierto que nunca debemos olvidar que los tiempos pueden ser diferentes de un niño a otro.

Lo que nunca se debe hacer son las comparaciones. Solo por dar un ejemplo, no tenemos que preocuparnos si nuestro hijo de 9 meses no gatea y nuestro nieto corre como un cohete. Hay niños que se saltan por completo la fase de gateo y empiezan a andar directamente. Así que siempre es algo muy subjetivo.

Las habilidades que vamos a enumerar ahora, divididas por categorías y edades, son pues líneas generales que pueden sufrir variaciones según las características específicas de cada niño. En cualquier caso, el pediatra es la mejor persona a la que acudir para recibir feedback: conoce muy bien a nuestros hijos.


Desarrollo del recién nacido: motricidad y postura

Recien nacido


Tiende a permanecer en posición fetal. Si se coloca boca abajo, mantiene las piernas metidas debajo del vientre, los brazos cerca del pecho y la pelvis levantada. Boca abajo, si lo tiras de los brazos para que se siente, deja caer la cabeza hacia atrás. Sostenido bajo las axilas, con los pies planos, se endereza y mueve las piernas como si caminara.

mes 1

Se queda menos en posición fetal. Empieza a sujetar la cabeza unos instantes y, si está boca abajo, intenta levantar los pies hacia atrás. Boca abajo, extiende el brazo y la pierna hacia el lado hacia el que gira la cara. Si lo jalan para que se siente, primero deja caer la cabeza hacia atrás, luego la endereza por unos momentos y finalmente la deja caer hacia adelante. Cuando se coloca en posición vertical, parece dar pequeños pasos.

2-3 meses 

Controla los músculos de tu cuello, apoyando tu cabeza por más tiempo. Boca abajo, se apoya en los brazos para levantar la cabeza y mirar alrededor. Cuando se tira de los brazos para sentarse, se pone de pie y no deja que la cabeza cuelgue.

4-6 meses 

Tanto en decúbito supino como en decúbito prono, ahora debería ejercer un perfecto control de la cabeza. Si está acostado boca abajo, levante los brazos, las piernas y la cabeza. Sostenido debajo de las axilas, se mantiene recto sobre las piernas. Alrededor de los 6 meses, ya suele estar sentado solo, con las manos separadas entre las piernas. Sin embargo, no es del todo estable, por lo que es recomendable permanecer cerca de él o rodearlo de cojines por si de repente se "hunde" hacia un lado. Extiende sus brazos hacia la persona por la que quiere ser recogido.


Desarrollo del recién nacido: los movimientos finos 

Recien nacido


Si le acaricias la mejilla o le tocas la comisura de la boca, gira hacia ese lado e instintivamente abre la boca para succionar. Casi siempre mantiene sus manitas cerradas en puño y si pones un dedo en la palma de tu mano, lo agarra y lo sujeta con fuerza.

mes 1

Los puños tienden a abrirse. Todavía no es capaz de sostener un objeto, ni siquiera uno pequeño.

2-3 meses

Abre y cierra las manos. Juega con sus manitas y sus piececitos: acaba de descubrirlos, tiende a llevárselos a la boca. No puede alcanzar objetos, pero puede sostenerlos durante unos segundos antes de dejarlos caer.

4-6 meses 

Agarra objetos pequeños con toda la mano y los pasa de uno a otro, casi siempre sin dejarlos caer. A los 6 meses puede sostener cualquier objeto en sus manos, como un biberón o una galleta.

Desarrollo del recién nacido: audición y lenguaje

Recien nacido 

En caso de un ruido fuerte, de repente abre los brazos y las piernas y comienza a llorar. Se calma escuchando sonidos rítmicos (le recuerdan los latidos del corazón de su madre en la barriga de su bebé) o voces bajas y susurradas.

mes 1

Reconoce la voz de su madre. Él le responde con sus versos típicos y espera que ella también lo haga. Si le hablas de forma animada y excitada, moviendo mucho la boca y con una mirada expresiva, demuestra su entusiasmo con movimientos excitados. Cuando está satisfecho, emite pequeños sonidos guturales.


2-3 meses 

Se tranquiliza con la voz de la madre, con los sonidos de un juguete o con música. Si el estímulo auditivo proviene de un punto fuera de su campo de visión, se gira para buscar su origen. Practica su voz, repite las vocales de forma prolongada (aah, ooh, eeh), tal vez mientras observa algo con atención, hace versos joviales para expresar su alegría.


4-6 meses

Ahora distingue bien los sonidos y gira en dirección a su origen, aunque sea la voz de alguien que le llama desde lejos. Experimente con versos diferentes y más complejos, tal vez mientras juega solo. A veces comienza a unir las vocales a las consonantes (“pa-pa-pa, ma-ma-ma, nghe-nghe). Es el balbuceo, ese proceso que poco a poco se irá afinando hasta convertirse en un lenguaje real. El niño también comienza a comprender el significado de lo que se le dice. Le encantan las bromas y, a esta edad, se ríe a menudo.

Desarrollo del recién nacido: vista

Recien nacido

Si la luz es fuerte, se cierra y entrecierra los ojos, le molesta. En la oscuridad, las pupilas se dilatan. Ve un poco borroso y a una distancia que no pasa de los 30 centímetros. Probablemente solo ve en blanco y negro.

mes 1

Se vuelve hacia una fuente de luz, mira a su alrededor y sigue un objeto en movimiento con la mirada. Le atraen los rostros y mira fijamente durante mucho tiempo el rostro de su madre o de quien esté a su lado.

2-3 meses

Sigue objetos en movimiento a corta distancia durante un tiempo. Sin embargo, si están demasiado cerca, los ojos tienden a converger hacia el centro, como si estuviera entrecerrando los ojos. Todavía no sabe cómo coordinar los movimientos de sus manos con sus ojos.

4-6 meses

Localice y rastree un objeto en movimiento a una distancia de hasta 3 metros con sus ojos. Si está más cerca (de 15 a 30 pulgadas), extiéndase e intente agarrarlo. Ahora coordina la vista y los movimientos.

Desarrollo del recién nacido: relaciones y juego 

Recien nacido

Necesita con urgencia el contacto con su madre, olerla, los latidos del corazón, los ruidos de su cuerpo. Es decir, necesita revivir las sensaciones del bulto del bebé.

mes 1

La necesidad de contacto físico es siempre muy fuerte y está asociada a la del contacto visual. Por eso mira sonriente a la cara a su madre oa cualquiera que se le acerque.

2-3 meses

Reconoce los rostros de sus padres y de quienes pasan tiempo con él. Muestra alegría al verlos, con sonrisas y versos festivos. Cuando está contento (por ejemplo, porque se da cuenta de que está a punto de comer), manifiesta su alegría con excitación y sonidos guturales.

4-6 meses 

Ama la compañía, no solo a mamá. Distingue las caras de las personas y quiere tocarlas, como para acariciarlas. Este es el momento en el desarrollo del bebé cuando los pequeños comienzan a jugar. Sostienen los primeros objetos en sus manos, los observan, los sacuden para escuchar su sonido e, inevitablemente, se los llevan a la boca para descubrir su posible sabor. Así que ten cuidado con lo que le das en la mano.

Añade un comentario de Desarrollo del recién nacido a medida que cambia de 0 a 6 meses
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.