Examen ginecológico: cómo se lleva a cabo y qué cambia durante el embarazo.

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
Fuente: iStock

Examen ginecológico

El examen ginecológico es una cita que espera a toda mujer al menos una vez al año. Es un supervisión médica lo cual muchas veces genera vergüenza, libera dudas y muchos no lo viven bien. En este artículo hablamos de la examen ginecológico de la A a la Z, para entender en qué consiste, por qué es importante, cómo es mejor prepararse, qué cambia durante el embarazo y para ofrecerte muchas otras informaciones útiles sobre el tema.





Video: examen ginecológico, qué saber.

Primera visita ginecológica

La primera visita al ginecólogo se suele recomendar entre los 18 y los 20 años, salvo que tengamos problemas particulares en años anteriores (infecciones, ausencia de ciclo prolongado, problemas hormonales, relaciones sexuales completas). es sobre todo uno visita cognitiva, durante el cual el ginecólogo querrá saber algunos datos sobre ti (familiaridad, enfermedades, intervenciones, alergias, dolencias particulares, ciclo irregular de la madre, de la tía, etc. etc.). Pero esta cita hace que muchas chicas entren en pánico y puede causar una verdadera fobia. ¿Como vestir? ¿Como comportarse? ¿Cómo prepararse para la primera visita al ginecólogo? De hecho, son dudas que acompañan al universo femenino incluso en visitas ginecológicas después de la primera, a lo que respondemos a continuación.



Lea también: Cosas importantes que hacer durante el embarazo

Cómo prepararse para una visita al ginecólogo

Prepárate para el examen ginecológico., en comparación con cualquier otro control médico, sin duda necesita algunas precauciones particulares. Ante todo higiene intima: siempre es bueno lavarse las partes íntimas antes de una visita al ginecólogo. Es recomendable evitar las duchas vaginales o aplicar cremas en las 72 horas previas a la cita con el ginecólogo, ya que podrían alterar u ocultar algunas condiciones de la mujer. También se recomienda evitar el coito completo en las 24 horas anteriores a la visita En cuanto a "hacer pipí", siga las instrucciones que le dé su médico, ya que en algunos casos se necesita una vejiga llena y en otros vacía.



A un examen ginecológico se recomienda llevar algo cómodo y no demasiadas capas de ropa. El médico te pedirá que te quites toda la ropa de las piernas para abajo, por lo tanto, mejor usa un pantalón que se pueda quitar fácilmente o una falda con estilo parisino (nada de medias tradicionales, más incómodas de quitar).

La depilación es una elección subjetiva, no hay reglas y obligaciones, pero seguramente estar limpio y cuidado en las áreas que el ginecólogo irá de visita, te hará sentir más ordenado y a gusto.

Visita al ginecólogo: qué llevar

Todo examen ginecológico -quien no lo esté en el primero lo sabe bien- comienza y termina con una entrevista, en el centro entre estos dos momentos está la inspección y los exámenes específicos. Para las fases de la entrevista es necesario prepararse llevando informes previos, ecografías realizadas en el pasado, análisis de sangre y todo lo que pueda ser necesario. útil para el ginecólogo para enmarcar la situación. 

La cita con el ginecólogo también será importante recordar la fecha de inicio del último ciclo menstrual y su duración aproximada.

Examen ginecológico completo ¿en qué consiste?

Con examen ginecológico completo, nos referimos a ese control - recomendado anualmente - útil para evaluar el estado de salud de los ovarios y el útero. Se lleva a cabo de acuerdo con los siguientes pasos:

  • entrevista inicial
  • ecografía (una herramienta llamada 'espéculo' se inserta en la vagina para inspeccionar la situación, verificar la salud del útero, los ovarios y cualquier problema relacionado con la vagina, como infecciones, pequeñas llagas y más)
  • a pedido, el Prueba de Papanicolaou: un cribado que permite recoger y almacenar las células de las paredes y del cuello uterino para examinarlas y diagnosticar, si las hubiera, problemas de diversas entidades (enfermedades de transmisión sexual, cáncer de ovario o de útero).

Examen ginecológico y menstruación.

Una de las principales dudas que acosan a la mayoría de las mujeres es si se puede hacer un examen ginecológico durante su período. Salvo urgencias, no es posible realizar un control médico de este tipo durante la menstruación. El período ideal es 7-10 después del inicio de la menstruación o, en cualquier caso, cuando no hay pérdida de sangre.

Examen ginecológico para el embarazo.

Obviamente todo (o casi) cambia si el examen ginecológico está reservado para el embarazo. Si, como se ha señalado anteriormente, un examen ginecológico normal se recomienda anualmente, a partir de los 18-20 años, para un chequeo completo, cuando una mujer está embarazada tiene plazos precisos que respetar, controles que hacer y, necesariamente, las citas con el ginecólogo se vuelven más frecuentes. Hay la primera visita después de la prueba de embarazo y en el examen de Beta HCG (análisis de sangre que confirma a la mujer que está embarazada). Por lo general, una mujer embarazada acude al ginecólogo una vez al mes para controlar el crecimiento y la salud del feto. Además de las visitas de rutina, existen exámenes / ecografías específicas para realizar en momentos específicos del embarazo:

  • translucencia nucal y mordida en la semana 12
  • semana 20 morfologica
  • Flujometría de la semana 32

A medida que se acerca el parto (natural o cesárea) se intensificarán los controles y a estos también se agregarán los llamados vigilancia, necesario para detectar contracciones y monitorear los latidos del corazón del bebé.

Qué preguntar durante un examen ginecológico

La examen ginecológico, además de ser una cita fundamental para comprobar la salud de la mujer y del feto en caso de embarazo, es el momento ideal para despejarse de todas las dudas y pregúntale al doctor cualquier duda que nos perseguía desde la visita anterior hasta ese día. No tenga miedo de hacer preguntas incluso aparentemente triviales: el especialista está allí para responder a sus inquietudes, para apoyarlo y tranquilizarlo. El consejo es marcar, en el período anterior al control, las preguntas que vienen a la mente, para tenerlo escrito y poder enviarlo todo al ginecólogo.

Precio de un examen ginecológico

Il precio de un examen ginecologico varía de público a privado, pero también según el tipo de revisión que deberá realizar el ginecólogo. De media el costo de un examen ginecológico va de 50 a 180 euros.

Añade un comentario de Examen ginecológico: cómo se lleva a cabo y qué cambia durante el embarazo.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.