Fase prodrómica del parto: síntomas, período y duración

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Por fin ha llegado el gran día. Tu bebé está a punto de nacer. Según la subdivisión clásica, el parto se compone de cuatro "tiempos":



  1. prodrómico (el período de preparación),
  2. dilatante,
  3. expulsivo
  4. y placenta, es decir, la expulsión de la placenta.

Pero que hace el etapa prodrómica del parto? Veamos juntos.

En este articulo

  • Fase prodrómica: síntomas
  • Fase prodrómica: qué hacer
  • Qué hacer si las aguas se rompen
Lee también: Pródromos: qué son, cuáles son los síntomas y su duración

Fase prodrómica: síntomas

El período prodrómico es el que anuncia el inicio del trabajo de parto, y finaliza cuando el cuello uterino se dilata al menos 3 centímetros: en ese momento la mujer entra en el fase activa del parto. El período prodrómico del parto se caracteriza precisamente por ciclos de contracciones bastante regulares y dolorosas, intercaladas incluso con largas pausas. De hecho, durante el período prodrómico, se sienten los primeros verdaderos contracciones del parto: a diferencia de las contracciones preparatorias de Braxton-Hicks, las contracciones del parto son muy dolorosas, cada vez más estrechas y regulares. A veces se producen náuseas y más raramente vómitos.



Durante la fase prodrómica, el ruptura de las aguas, una gran cantidad de líquido amniótico que gotea como orina. Cuando se rompe fuente es bueno acudir al hospital, porque el medio uterino ya no está protegido y está sujeto a la intrusión de microorganismos potencialmente peligrosos.

Fase prodrómica: qué hacer

respiración

Al comienzo de la contracción, inhale lenta y profundamente por la nariz, contenga la respiración durante un par de segundos y luego respire por la boca. Intenta concentrarte y mantener esta respiración mientras dure la contracción y relajar los músculos de la cara y el cuerpo (especialmente los pélvicos).



Posiciones

Durante la fase prodrómica, intenta alternar los momentos de descanso con paseos cortos, hacer algunas tareas domésticas o un paseo con los niños o el perro: el movimiento ayudará a la progresión del parto. Encuentre su posición ideal para ayudar tanto a aliviar el dolor como a relajarse, y si puede, siempre intente balancear la pelvis y las caderas para ver si puede ayudar a aliviar el dolor.

El movimiento ayudará a tu bebé a encontrar la posición óptima para el parto.

Puede ponerse de pie y apoyarse en la cama balanceando la pelvis; sentarse boca abajo en una silla apoyada contra el asiento; ponte a cuatro patas (all fours) y balancéate para reducir el dolor de espalda o para descansar un poco; puedes intentar recostarte sobre tu lado izquierdo con una almohada entre las piernas.

Baño / Ducha Caliente

El calor ayuda a relajar los músculos, reduce la tensión y el dolor, por lo que una ducha o baño caliente puede ser extremadamente calmante y relajante durante todas las etapas del parto y se puede realizar a intervalos regulares. Si tiene dolor de espalda, pruebe a darse una ducha caliente dirigiendo el chorro de agua a la base de la columna o utilizando una bolsa de agua caliente o toallas calientes en la base de la espalda.

masaje

El masaje puede ser muy útil para aliviar el dolor, especialmente si se realiza en la parte inferior de la espalda, y lo puede realizar su pareja, amigo o familiar. Recuerda comer poco y con frecuencia. carbohidratos (pasta, pan, galletas saladas, cereales, etc.) para una liberación lenta de energía y pequeños dulces para una liberación de energía más inmediata.


Descansa

Si las contracciones cesan, intenta dormir, recuperar energías y no fijarte demasiado en su frecuencia. Las contracciones se reanudarán cuando su cuerpo esté listo.


Qué hacer si las aguas se rompen

Cuando se rompe la fuente, se puede sentir una descarga más o menos abundante de líquido caliente (líquido amniótico). El líquido amniótico es incoloro e inodoro. En caso de un chorro de agua intenso, el problema no se presenta: las membranas se rompen por completo. Si es solo un hilo de agua que gotea de forma intermitente, use una toalla sanitaria; si está húmeda o mojada una hora más tarde, es probable que se haya roto la fuente.

Comprueba el color

Es muy importante observar cuidadosamente el líquido amniótico: por lo general, el líquido es transparente o rosado. Si es de color verdoso acudir de urgencia a urgencias obstétricas para vigilar el bienestar del bebé. Si el hisopado vagino-rectal fue positivo y tienes dudas de que tus membranas se hayan roto, acude directamente al hospital, sin esperas, para iniciar la antibioterapia. A partir de la semana 37 en la gran mayoría de los casos el trabajo de parto comienza espontáneamente, en las 24 horas siguientes a la ruptura de aguas, si esto no ocurre, se podrían utilizar sustancias para inducir el parto.

Fuentes del artículo: Ausl la cittàgna, Multimedia

Audio vídeo Fase prodrómica del parto: síntomas, período y duración
Añade un comentario de Fase prodrómica del parto: síntomas, período y duración
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.