La fertilidad femenina, cuáles son sus enemigos

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Fertilidad femenina y endometriosis 
  • 2 Fertilidad femenina y síndrome de ovario poliquístico 
  • 3 Fertilidad femenina y miomatosis uterina 
  • 4 Fertilidad femenina y factores de riesgo 

La fertilidad, tanto masculina como femenina, es un bien preciado que hay que proteger. Los buenos hábitos comienzan temprano, ya en la adolescencia, y garantizan el bienestar cuando eres adulto y buscas un embarazo. La mujer ya nace con su reserva ovárica, es decir, con todos los ovocitos que serán expulsados ​​de los ovarios cada mes para ser fecundados. Este suministro se reduce de forma natural y progresiva hasta la menopausia (lea AQUÍ para más información). La fertilidad femenina, sin embargo, tiene algunos "enemigos" que corren el riesgo de empeorarla o, en casos más graves, comprometerla. Aquí están los más comunes identificados por el Ministerio de Salud y lo que se puede hacer para evitar poner en riesgo nuestra capacidad reproductiva. 



Fertilidad femenina y endometriosis 

Cerca de 3 millones de mujeres en el país padecen endometriosis, una de las causas más frecuentes de infertilidad femenina. El endometrio es el tejido interno del útero. Cada mes se prepara para recibir un posible "producto de la concepción", pero si no se produce la fecundación se desprenderá y se eliminará con la menstruación. 

La endometriosis es un crecimiento anormal del tejido uterino que provoca una inflamación crónica de los órganos donde se ha desarrollado el endometrio. No siempre se diagnostica de inmediato. De hecho, sucede que se confunde con algún otro trastorno, como el síndrome del intestino irritable o la inflamación pélvica. En algunos casos (20-25%), la endometriosis no causa síntomas. Los más clásicos son los dolores abdominales bastante intensos. 

La patología se diagnostica mediante un examen ginecológico y una posterior biopsia de tejido. Sin embargo, cuando el diagnóstico es tardío (y puede durar años) el riesgo de infertilidad es mayor (30-40% de los casos). Es posible tratar la endometriosis, aunque la enfermedad a veces se vuelve crónica. Los tratamientos involucran terapia hormonal médica o cirugía.



Fertilidad femenina y síndrome de ovario poliquístico 

El síndrome de ovario poliquístico afecta a una porción de la población entre el 5 y el 10%. Es un trastorno del sistema endocrino. Es responsable del agrandamiento de los ovarios y también provoca el desarrollo de quistes líquidos que pueden ser de varios tamaños. Otros síntomas son períodos irregulares y un exceso de testosterona, una hormona masculina. 

Además de causar a veces problemas de fertilidad, el síndrome tiene algunas posibles complicaciones, como diabetes, colesterol alto, inflamación del hígado. El diagnóstico se realiza descartando otros problemas o enfermedades. La cura, por otro lado, depende de los síntomas. Generalmente, se recetan medicamentos para regular el ciclo y ayudar a la ovulación. Es muy importante que el tratamiento se asocie con dieta y pérdida de peso, si es excesiva. 

Fertilidad femenina y miomatosis uterina 

Los miomas (más conocidos como fibromas) son tumores benignos que se desarrollan dentro del útero. Suelen presentarse a partir de los veinte años, con mayor prevalencia en mujeres entre los 40 y 50 años. En ocasiones, la miomatosis uterina es asintomática, mientras que en otros casos se presenta con un flujo menstrual tan abundante que requiere la opinión del ginecólogo. Otros síntomas incluyen pérdidas entre ciclos, dolor pélvico, sensación de pesadez abdominal. 

A veces, los fibromas se descubren durante la gestación, pero esto no siempre es un problema. Todo depende del tamaño y del lugar donde crezcan. Incluso cuando se intenta quedar embarazada, los miomas pueden causar algunas molestias, por ejemplo, dificultando o comprometiendo la implantación del embrión. El diagnóstico lo realiza el ginecólogo mediante examen y ecografía. Los miomas se tratan con medicamentos o con cirugía para su extirpación. 


Fertilidad femenina y factores de riesgo 

Algunas situaciones son capaces de afectar negativamente a la fertilidad femenina. Veamos algunos de ellos. 


  • Humo. Según algunas estimaciones, los cigarrillos causan el 13% de los casos de infertilidad femenina. Los efectos negativos también son otros: pueden adelantar la menopausia, aumentar el riesgo de osteoporosis, provocar anomalías en el útero y las trompas. 
  • Alcohol. El alcohol significa menos producción de hormonas femeninas. En cadena, esto conduce a irregularidades menstruales, insuficiencia ovárica, menopausia prematura. 
  • Sustancias dopantes. Sus efectos incluyen hacer que el cuerpo produzca demasiadas hormonas masculinas. Las consecuencias son irregularidades menstruales, falta de ovulación, reducción de las glándulas mamarias y crecimiento patológico del vello. 
  • Trastornos alimentarios. El peso tiene una influencia directa en la fertilidad de una mujer. La delgadez excesiva puede provocar amenorrea, es decir, la desaparición de la menstruación. La obesidad tiene consecuencias negativas sobre el desarrollo y la regularidad del ciclo. 
  • drogas Sus efectos dependen de la sustancia ingerida. La marihuana puede disminuir el nivel de estrógeno y progesterona y aumentar los ciclos menstruales anovulatorios (es decir, en los que no se produce la ovulación). La cocaína altera el equilibrio hormonal y reduce la fertilidad. Los opiáceos causan hipogonadismo y amenorrea.
  • Enfermedades de transmisión sexual. Tener relaciones sexuales sin protección puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades como clamidia (puede causar daños en el endometrio y las trompas de Falopio), gonorrea (provoca problemas en las trompas), virus del papiloma (puede interferir con la formación de embriones).
  • Factores ambientales. Algunas sustancias interfieren con la producción de hormonas y pueden provocar la destrucción de los ovocitos. El riesgo es causado por disruptores endocrinos contenidos en solventes industriales, plásticos, pesticidas, metales pesados, contaminantes (por ejemplo, dioxina). 
Audio vídeo La fertilidad femenina, cuáles son sus enemigos
Añade un comentario de La fertilidad femenina, cuáles son sus enemigos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.