La reanudación de las relaciones sexuales después del parto.

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Relaciones sexuales después del parto

La reanudación de las relaciones sexuales posteriores El parto es sin duda uno de los temas sobre los que hay más inseguridad por parte de las mujeres. El miedo a las infecciones, al dolor, a la sangre… en definitiva, muchos temas que intentaremos aclarar a partir de vuestras preguntas en los foros.




cuanto tiempo hay que esperar para tener relaciones despues del parto

La solución unívoca que incluye a todas las mujeres no existe, ni en la literatura científica ni en mi experiencia práctica. Hay varios aspectos que debemos tener en cuenta como el tipo de parto, la situación física tras el parto y el estado psicológico-cognitivo de la nueva madre. Digamos el componente principal al elegir el reanudación de relaciones sexuales después del parto es definitivamente el factor psicológico.


Es decir, hay que considerar ante todo que el parto fue un gran esfuerzo físico y emocional, sin contar los primeros días con el niño donde fue necesaria una reorganización total de la vida. Por esta razón, ninguna mujer que haya conocido en mi experiencia ha pensado alguna vez en reanudar las relaciones sexuales antes de un mes después de dar a luz, y he conocido a varias. Además de este factor de esfuerzo físico, hay que considerar el hecho de que la experiencia del parto puede haber dejado cicatrices físicas y psíquicas en la mujer (sobre todo si la experiencia del parto es muy diferente a lo que la mujer y la pareja habían deseado) y que estas cicatrices pueden inhibir el impulso sexual. ¿La razón? Siempre lo mismo hormonas.

Lea también: Los problemas sexuales posparto más comunes

El deseo sexual es puramente hormonal, es el cerebro el que lo desencadena, pero si en ese momento lo más importante es sanar esas cicatrices, entonces la cascada hormonal que conduce a la excitación sexual ni siquiera se desencadena. Tampoco debemos subestimar la parte masculina de la pareja. Incluso los hombres después del parto no saben realmente qué hacer. Por un lado, el deseo de volver a ser “el único hombre” de esa nueva mamá que se ha dedicado durante 9 meses y más al bebé los empuja hacia el deseo de tener relaciones sexuales. Por otro lado encontramos el esfuerzo emocional que les implicó durante el parto y la vuelta a casa con el niño, la conciencia de tener que proteger a esa criatura y dedicarse sólo a eso. Y de ahí la inhibición del deseo sexual que podría dar lugar a un nuevo embarazo.


Coito posparto natural sin puntos

En cambio, me gustaría comenzar analizando el componente puramente físico de la reanudación de las relaciones sexuales a partir de la situación más fisiológica posible: parto natural sin puntos. En este tipo de parto no existen verdaderas contraindicaciones para el inicio de la actividad sexual desde el día siguiente al parto. Claro que es un poco extremo como posición, digamos que la mayoría de las compañeras y ginecólogos aún recomiendan esperar a la revisión ginecológica que se fija a los 40 días del parto. ¿Por qué esto? En realidad no se aumenta el riesgo de infecciones, no hay puntos de sutura, pero sí hay loquiaciones o pérdidas post-parto, o pérdida de sangre post-parto.

Tener relaciones sexuales durante los lochings es un poco como tener relaciones sexuales durante la menstruación y esto no agrada mucho a la pareja, o al menos no siempre. Sin embargo, dentro de los 40 días, la sangre desaparecerá gradualmente para dar paso a pérdidas amarillentas y finalmente desaparecerá por completo. Lo que puede pasar con la reanudación de las relaciones sexuales es que haya una sensibilidad vaginal reducida y en consecuencia que las relaciones sexuales no sean tan placenteras. La razón fundamental es que el paso de la cabeza y el cuerpo del bebé por el canal del parto ha estirado los músculos y las terminaciones nerviosas. Entonces la cavidad virtual que normalmente es la vagina no se adhiere bien al pene, queda, digamos, un poco "agrandada" y la insensibilidad de los plexos nerviosos locales hace el resto. La tranquilidad, sin embargo, es una situación que se resuelve con tiempo y práctica.

Relaciones sexuales después del parto natural

Diferencié este tipo de parto del anterior identificando en este apartado todos aquellos partos espontáneos que, sin embargo, pueden haber tenido laceraciones o episiotomías que luego son suturadas. Aquí, también, el límite físico se establece en al menos 40 días. La motivación en este caso está más relacionada con la presencia de suturas o pequeñas laceraciones. Dado que las relaciones sexuales todavía crean microtraumas en los tejidos vaginales, las laceraciones podrían inflamarse y "reabrirse" y las suturas podrían saltar. En 40 días, sin embargo, se inició el proceso de cicatrización tanto en el caso de laceración espontánea como en el de episiorrafia (sutura de la episiotomía). Lo importante y lo que quiero decir en este caso donde hay puntos es esto: es fundamental cuidar la higiene antes y después del coito incluso después de la visita de control. La cicatriz tarda mucho en estabilizarse y basta una pequeña bacteria para provocar unas infecciones vaginales bastante molestas.

Relaciones sexuales después de la cesárea 

Una discusión aparte merece una cesárea. Como todos saben a estas alturas, este tipo de parto es una cirugía en toda regla, completa con analgesia y/o anestesia, apertura quirúrgica del abdomen y sutura de las distintas capas que lo componen. Aquí el tiempo es un poco más largo, aunque no es posible cuantificar el tiempo exacto. Se suele recomendar esperar el tiempo necesario para que se eliminen los puntos superficiales y se forme el queloide (la típica cicatriz rosa-blanca). Para entender el por qué de esta prescripción hay que pensar que esto sucedió en tu abdomen durante la cesárea: cortando la piel y los apéndices, moviendo los músculos abdominales, cortando las fibras musculares del útero. Luego se sutura todo (útero y piel) y se une (abdominal). Como no podemos ver lo que pasa debajo de la piel, tomamos como referencia el estado de cicatrización de los puntos externos, esos que una vez retirados dejan la cicatriz. Los esfuerzos mecánicos y el desplazamiento del útero durante las relaciones sexuales pueden ralentizar e incluso (en los casos más extremos y sinceramente muy raros) provocar el desprendimiento de uno de los puntos con la consiguiente pérdida de sangre difícil de gestionar por ser interna. Por eso esperar a que se retiren los puntos y se forme la etapa inicial de la cicatriz externa. De esta manera estamos bastante seguros de que la sutura interna también está en la misma etapa de curación. En cualquier caso, especialmente después de una cesárea, es necesaria una evaluación ginecológica antes de reanudar las relaciones sexuales.

Relaciones sexuales dolorosas después del parto

Algunas mujeres reportan escuchar mucho dolor cuando se reanudan las relaciones sexuales después del parto. Voy a tratar de explicar de una manera sencilla lo que sucede y cuáles son las principales razones del dolor. Si por un lado tenemos anestesiada la pared vaginal, con el paso del tiempo la situación se resuelve. Pero no es seguro que cuando la insensibilidad desaparezca, los músculos vuelvan a ser como eran antes del nacimiento, de hecho en muchos casos no lo es en absoluto. Luego, la solicitación del acto sexual conduce a un mayor estiramiento de los tendones y esto causa dolor. No sólo eso, a veces los puntos de las diversas episiotomías son muy profundos y aún no se reabsorben por completo cuando se reanuda el coito; por lo tanto, es posible que sienta un tirón dentro de la pared vaginal o incluso solo en la piel y que esto le cause dolor. Lo mismo ocurre con los puntos internos del parto por cesárea. Para solucionar este problema, se puede realizar una evaluación funcional de los músculos pélvicos para comprender el origen del dolor (por distensión muscular o puntos de sutura) y cuáles son los métodos para solucionarlo. 

Lee también: Cómo recuperarse del parto

Relaciones sexuales después del parto: foro

Me gustaría terminar dedicando un pequeño espacio a responder a sus preguntas del foro sobre este tema. Además de todo lo que hemos comentado anteriormente sobre el dolor y el momento de retomar relaciones, hay una duda que me ha llamado mucho la atención y que los profesionales a veces subestimamos: el miedo a cambiar, el miedo a que algo haya cambiado. En realidad algo ha cambiado, en el sentido de que ha pasado un niño con una cabeza de unos 10 centímetros de diámetro. O en el caso de una cesárea, me hice una cirugía abdominal que me cambió. 

Sin embargo, esto no quiere decir que exista una condición de cambio permanente, una suerte de “deformidad” como suele imaginarse (y no sólo por las futuras madres, sino también por los padres). La musculatura y la piel necesitan el tiempo necesario para volver al trofismo normal, es decir, previo al embarazo. Se estima (pero al ser una estimación significa que puede variar de una mujer a otra) que el cuerpo femenino tarda unos 18 meses en volver exactamente a la misma forma y función que tenía antes del embarazo. Es mucho tiempo pero cada día habrá mejoras créanme.

También pueden ayudar los masajes cicatriciales (tanto de episiotomía como de cesárea) y los ejercicios del suelo pélvico destinados a sensibilizar la pared vaginal en un caso y a relajar la tensión muscular en el otro. Pero solo si es posible ser evaluado y seguido por un obstetra o ginecólogo experto, de lo contrario corren el riesgo de empeorar la situación. La reanudación de las relaciones sexuales después del parto. ciertamente es un tema que toca muy profundamente la vida de una mujer, de una madre. Seguramente habrá dudas y miedos, nunca se agotarán, pero es importante que te sientas libre de hablar con tu obstetra o ginecólogo. Ya sea que se trate del aspecto puramente físico, o más bien que se trate más de la parte emocional, porque debe seguir siendo una buena experiencia.

Audio vídeo La reanudación de las relaciones sexuales después del parto.
Añade un comentario de La reanudación de las relaciones sexuales después del parto.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.