Lactancia materna, cómo superar cualquier obstáculo.

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
'>

¿Amamantar? Parece el gesto más sencillo que ha existido y, en realidad, lo es: papilla lista en cualquier momento y en cualquier lugar, sin utensilios que esterilizar antes o después de la alimentación, sin cucharas dosificadoras de leche en polvo para comprobar, mezclar y calentar o Temperaturas a consultar. La lactancia materna, sin embargo, no siempre es un paseo por el parque y, aunque se dedican algunas lecciones muy importantes al tema durante los cursos de preparación, cuando la madre llega a casa con su pequeño bulto también puede encontrar dificultades que parecen montañas insuperables. No te preocupes: todo se puede superar. Solo déjate llevar de la mano y ayuda, sin vergüenza ni miedo. El médico, psicólogo y psicoterapeuta nos lo cuenta.




Dott.ssa!

    Doctora, amamantar parece lo más fácil y natural del mundo, pero no siempre lo es. ¿Cuáles son las dificultades que expresan las nuevas madres?

    “La lactancia materna, así como el embarazo, es lo más antinatural porque las diversas partes de una mujer se entrelazan creando una complejidad sin igual. La madre se encuentra instintiva y físicamente capacitada para realizar un gesto que muchas veces no va acompañado de la parte emocional que inevitablemente después del parto se trastorna tanto por una cuestión fisiológica (el ajuste hormonal produce una descompensación emocional), como por una cuestión mental ( la vida diaria debe revisarse completamente de acuerdo con las necesidades de su hijo). De la actriz principal de su vida, la nueva madre se convierte en una directora con la tarea principal de dirigir actores que no comunican sus necesidades con palabras, sino con lágrimas. Las madres muy a menudo siguen cursos de preparto que a nivel teórico las educan en fisiología al darles información básica, pero que, cuando se ponen en práctica, crean una mayor confusión y una sensación de incapacidad. La nueva madre se pregunta si podrá ayudar al bebé a prenderse o si amamantar a demanda limitará su vida diaria. Se pregunta si podrá volver a su trabajo o simplemente podrá dar un paseo con sus amigos para relajarse un poco sin sentirse culpable. Es obvio que las dificultades son muchas y van desde las expectativas de amigos y familiares, hasta la búsqueda de un equilibrio que se rompe con la llegada de un hijo. Además, me gustaría señalar que amamantar se vuelve aún más difícil si previamente has vivido un evento traumático relacionado con un embarazo anterior con un mal resultado. En este caso, las dificultades que trae la nueva madre son de tipo relacional, un sentimiento de culpa ligado a un pasado que no ha sido superado, pero que todavía grita en el presente. Pero todo se puede gestionar con unas pocas pero importantes herramientas”.



    En su experiencia, ¿se apoya suficientemente a las madres en esta tarea? ¿Qué importancia tiene el entorno que les rodea? Por ejemplo, las abuelas, que muchas veces daban biberones de fórmula infantil sin preocupaciones...

    “Muy a menudo, el entorno que rodea a la nueva madre no apoya, sino que destruye su autoestima, la confunde y la hace sentir inadecuada. ¿Cuántas veces hemos escuchado frases como “yo sé manejar a tu hijo, yo te crié a ti y a tus hermanos”? Estas son frases que inevitablemente, sin saberlo, afectan la sensación de seguridad de la nueva madre y la hacen incapaz de confiar en sí misma y en su bebé. Siempre digo que madre e hijo tienen un canal preferencial que va más allá del lenguaje verbal y va más allá de toda experiencia. El canal preferencial del que hablo está formado por olores, sabores, caricias y sensaciones. Toda madre cuando empieza a confiar en sí misma es capaz de entender perfectamente a su bebé creando un lenguaje que es solo suyo. No quiero decir que las suegras y las suegras deben ser invitadas cortésmente a irse, dejando tranquilas a las nuevas madres y nietos, pero seguramente incluso los consejos se vuelven importantes y funcionales solo si se dan a pedido. Por supuesto todo es subjetivo y no quiero generalizar y creo que el apoyo a la hora de amamantar se vuelve un trabajo difícil y delicado. El papel de los padres es fundamental, tanto para la madre como para el hijo y es el único que puede encajar en ese lenguaje exclusivo entre madre e hijo”.


    Hablemos de los padres...

    “Los padres son una fuente de apoyo natural para las madres, los únicos que pueden dar fuerza y ​​confianza a las nuevas madres. Sin embargo, quiero recalcar que muy a menudo los nuevos padres se llevan toda la carga emocional apoyando a su pareja sin darse un espacio en el que vivir sus emociones. Creo que es importante que la pareja encuentre un equilibrio en el que ambos componentes se consideren madres y padres que nacen juntos con su hijo, porque como siempre digo cuando nace un hijo, nacen una madre y un padre y juntos tienen que encontrar la manera de crecer respetando la diversidad de sus necesidades subjetivas y relacionales. Encontrar un equilibrio no siempre es fácil y, a menudo, puede ser difícil. Por eso es importante pedir ayuda a los profesionales del sector que, ofreciendo nuevos puntos de vista y herramientas, pueden ayudar a atravesar este momento de transición con mayor serenidad. Por ejemplo, en la sede de la Asociación de Georgia se realizan encuentros con el objetivo de ofrecer herramientas, relacionadas con la crianza y para la gestión del nuevo rol y del recién llegado, que permitan a las madres y padres encontrar el camino para entregarse al niño. y aprender de ello".


    Recordemos cuales son los beneficios de la leche materna...

    “El recién nacido nace con un aparato digestivo muy inmaduro y la leche materna le aporta los nutrientes ya disponibles y listos para su absorción que cubren sus necesidades calóricas, proteicas, minerales y vitamínicas, estimulando la maduración del aparato digestivo y del sistema inmunológico. La leche materna satisface todas las necesidades nutricionales indispensables para el desarrollo del sistema nervioso central, el sistema inmunitario y el sistema hormonal. Además, junto a la satisfacción de las necesidades afectivas, se crea un “baile” insustituible entre las partes perfectas y naturales de las que la relación madre/hijo capta y explota todos los recursos. La lactancia materna también establece la composición corporal en función de la cantidad adecuada de masa muscular y grasa. En resumen, la lactancia materna permite un adecuado crecimiento somático (estándar de oro para las curvas de crecimiento infantil), previene la obesidad, permite regular el desarrollo psicomotor, protege contra infecciones y alergias, produce inmunomodulación, promueve un fuerte vínculo afectivo madre/hijo”.


    Es innegable que la lactancia a demanda es pesada. ¿Cómo vivirlo mejor?

    “La lactancia materna a demanda se vuelve estresante si la madre no cuenta con todas las herramientas para manejarlo de la mejor manera posible y sobre todo si vive un alejamiento legítimo y temporal con sentimiento de culpa. Las madres suelen pensar que usar un biberón invalida el concepto principal de la lactancia materna exclusiva. ¡No es tan! Creo que extraer la leche y permitir que el padre le ofrezca leche materna del biberón es una forma de seguir ofreciendo los nutrientes correctos al bebé, tener un espacio para descansar y tal vez ir a la peluquería a la madre sin sentirse culpable, y es útil al padre que a través de ese gesto natural puede establecer una relación padre/hijo igualmente importante. Muchos dicen que demasiada información nos ha hecho perder la información que nos transmiten las abuelas y las tías, sin embargo yo creo que el contexto social actual nos impone muchas diferencias porque las madres también trabajan y sobre todo porque los padres ahora quieren hacer igualmente importante su rol legitimándolo. .y participar en la vida familiar y en la relación con su hijo. Creo que es más útil para todo el sistema familiar”.


    ¿Qué papel pueden desempeñar asociaciones como Georgia para las madres que amamantan?

    “La asociación de Georgia ofrece un espacio de escucha donde las madres y los padres pueden abrirse, aportar sus experiencias y entender juntos cuál es el mejor camino a seguir por el bien de todo el sistema familiar, sin sentirse juzgados si no quieren amamantar. el pecho o si estallan en un llanto interminable si están cansadas y no saben cómo hacerse cargo del bebé que tanto han deseado siempre. En ocasiones a las madres y padres se les hacen peticiones sociales que superan todas las expectativas y que el único efecto que tienen es el nacimiento de malestar y sentimiento de culpa. Luchamos contra todo esto porque creemos que el "trabajo" de las madres y los padres es el más difícil del mundo y los hijos adolescentes ya serán suficientes para hacernos sentir culpables si hemos trabajado demasiado o demasiado poco y nunca nada irá. bien. La infancia es el momento más hermoso y debemos entrar en la perspectiva de que debemos crecer juntos con serenidad, sacudiéndonos la pesadez que muchas veces nos dan las expectativas sociales. Otro aspecto importante que no puedo dejar de considerar es que, si en el pasado de las madres y los padres hay eventos traumáticos, como la pérdida de un hijo durante el embarazo o inmediatamente después del parto, todo será mucho más difícil física y emocionalmente. Todavía recuerdo cuando una madre me contó su dificultad para amamantar porque pensaba que solo le estaba dando leche a uno de sus bebés. Todo esto se puede afrontar y superar pero son momentos delicados en la vida de una pareja de padres, que hay que afrontar con la "cercanía adecuada" y herramientas funcionales".

    Antes había niñeras, luego estaba el boom de las fórmulas infantiles, ahora de nuevo tratamos de fomentar la lactancia materna tanto como sea posible. Cuántos cambios, incluidos los culturales. ¿Cuál es tu opinión?

    “Creo que es innegable un juego socioeconómico que con el paso del tiempo ha creado buenos y malos momentos. Sin embargo, esto ha creado confusión y una paradójica desinformación en exceso de información. A estas alturas todos conocemos los beneficios de la leche materna, los nutrientes de la fórmula infantil, los 10 pasos de Unicef ​​en lugar de la prerrogativa de IBCLC, pero ya nadie conoce su camino. Creo que es importante saberlo todo bien y luego entender qué nos puede hacer felices y hacer felices y felices a los niños que traemos al mundo y criamos. No importa lo que decidamos hacer pero es fundamental hacer aquello que nos permita mayor serenidad. No hay bebés felices y sanos solo porque son amamantados, pero los bebés son felices y serenos si la madre que los amamanta lo es. Y por eso creo que no podemos borrar los prejuicios porque somos humanos, pero podemos conocerlos para gobernarlos mejor. Quiero recalcar que estoy a favor de la lactancia, pero solo si la madre lo siente y solo que lo que hace la deja serena”.

    Audio vídeo Lactancia materna, cómo superar cualquier obstáculo.
    Añade un comentario de Lactancia materna, cómo superar cualquier obstáculo.
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.