Lactancia materna, esto es lo que necesita saber

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Lactancia materna: cómo empezar bien
  • 2 Lactancia materna: los beneficios para el bebé
  • 3 Lactancia materna: los beneficios para la madre
  • 4 Cómo saber si el niño tiene hambre
  • 5 Cómo saber si tu bebé está comiendo lo suficiente
  • 6 El folleto informativo

Es cierto: siempre se habla mucho de la lactancia materna. Y hay muchas razones por las que esto sucede. Sin duda es el mejor alimento que una madre puede darle a su bebé y los beneficios -en términos de salud y vínculo- son enormes. Y no solo lo decimos nosotros. Existen los mejores estudios científicos que confirman todo esto.



Nosotros, junto con la Asociación de Georgia y Vivi Sano onlus, queríamos subrayar una vez más la importancia del tema participando en un proyecto para la promoción de una buena lactancia materna. Se llama AllatTiaAmo y nos ha visto involucradas en una serie de reuniones con nuevas madres y mujeres embarazadas. El fruto de este trabajo es un pequeño folleto que te ayudará a vivir esta experiencia de la forma más satisfactoria posible.

Lactancia materna: cómo empezar bien

Enfrentémoslo de inmediato. La lactancia materna no siempre es un paseo por el parque. El hecho de que sea "bajo demanda" implica que no hay horarios. El niño es atacado cada vez que lo pide, día y noche. No siempre hay las "3 horas" canónicas entre una toma y la siguiente, especialmente cuando los bebés son aún muy pequeños. Por lo tanto, puede ser estresante. Y no todos lo logran. Esto no quiere decir que tengan que sentirse madres de “Serie B”: las madres siempre son especiales y en cualquier caso.

Sin embargo, es justo llegar al parto preparado sobre cómo se lleva a cabo la lactancia, cuáles son los mejores comportamientos a adoptar para vivirla de la forma más serena posible. Para tener éxito, la madre debe estar tranquila ya que solo esto asegurará una lactancia satisfactoria para ambos.



El recién nacido debe sujetarse lo antes posible. Cuanto antes suceda, mejor. El contacto piel con piel inmediatamente después del parto crea rápidamente un vínculo fuerte, calienta al bebé y le permite encontrar rápidamente su pezón y comenzar a succionar. Además, hacerlo ya en la sala de partos te permite contar con el apoyo de matronas y enfermeras de enfermería que podrán darte las primeras indicaciones indispensables.

Lactancia materna: los beneficios para el bebé

La Organización Mundial de la Salud no se cansa de repetirlo. Durante los primeros 6 meses de vida, un bebé debe ser amamantado exclusivamente. Sin agua, sin tés de hierbas, sin tarros de frutas o destete temprano. Por supuesto, si el pediatra cree que hay razones para hacerlo, podría dar diferentes indicaciones, pero la principal autoridad sanitaria mundial tiene bastante claro cómo debemos comportarnos.

Los primeros días después del parto, las mamas producen calostro, una sustancia amarillenta y muy nutritiva. Es el primer alimento para el recién nacido. Se necesita muy poco para saciarlo. Con el paso del tiempo llegará la leche, la verdadera leche. Que es un alimento completo y se adapta a las necesidades nutricionales del niño. Además, es rica en anticuerpos, que fortalecen el sistema inmunológico del recién nacido.

La leche materna tiene muchos beneficios:

  • protege contra infecciones respiratorias y urinarias, infecciones del oído, disentería;
  • reduce el riesgo de enfermarse por diversas patologías (leucemia, diabetes, enfermedades cardiovasculares);
  • disminuye la probabilidad de padecer obesidad infantil y estreñimiento;
  • contribuye a una mejor conformación de la boca;
  • mejora el desarrollo del cerebro;
  • reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita.

Lactancia materna: los beneficios para la madre

Además de la ventaja de establecer de inmediato un fuerte vínculo con su pequeño, la lactancia materna también tiene efectos positivos en la salud de la mujer. Esto sucede tanto a corto como a largo plazo. Veamos cuáles son:



  • favorece las contracciones del útero, que así vuelve primero a su tamaño original;
  • te hace recuperar tu estado físico más rápido;
  • reduce el sangrado posparto;
  • disminuye el riesgo de anemia;
  • protege contra algunas formas de cáncer (de mama y de ovario) y la osteoporosis.

Además de estos aspectos más puramente físicos, también hay una ventaja práctica. Una lactancia materna bien establecida significa tener alimentos para el bebé siempre contigo, en cualquier lugar y en cualquier momento del día o de la noche. Por lo tanto, es muy conveniente.

Cómo saber si el bebé tiene hambre

El hambre de nuestros hijos no siempre viene con una crisis desesperada de lágrimas. Antes de llegar a esto, nuestros cachorros son capaces de enviarnos otras pistas que pueden indicarnos la necesidad de amamantar. El mejor momento para amamantarlo es cuando comienza a girar la cabeza de un lado a otro, abriendo la boca en busca del pecho. En esta etapa todavía están bastante tranquilos, por lo que mamarán con serenidad.

Si por el contrario perdemos un tiempo precioso, el bebé empezará a estirarse, a moverse nerviosamente, a llevarse las manitas o cualquier otra cosa a la boca. Todavía no está completamente impaciente, pero estamos cerca de ello. Si vamos más allá salta la “alarma”, el pequeño se pone colorado y está muy agitado. En este último caso, antes de sujetarlo al pecho, trata de calmarlo y tranquilizarlo. De esta forma, podrá succionar sin nerviosismo.


Cómo saber si tu bebé está comiendo lo suficiente

Las madres lactantes se preguntan una y otra vez: ¿habrá comido lo suficiente? Al no tener la botella como punto de referencia, la pregunta puede ser legítima. Sin embargo, existen señales claras que nos indican si el bebé está lleno o no. Por ejemplo, el bebé está sereno, se desprende independientemente del pezón y muchas veces se duerme.


Una lactancia procede correctamente si se dan estas condiciones:

  • el bebé moja al menos 6 pañales al día;
  • las heces son amarillas y blandas;
  • el recién nacido recupera su peso al nacer dentro de las primeras 2 semanas de vida;
  • después de alimentar al bebé está relajado.

el folleto informativo

Como se mencionó al principio, recientemente participamos en el proyecto AllatTiAmo. Hemos creado un cuadernillo informativo con todo lo que puede ser de utilidad a las madres para una lactancia tranquila y feliz. Encontrarás toda la información práctica que necesitas, las mejores posiciones para amamantar (con muchos dibujos), los problemas más comunes y sus soluciones (como fisuras o mastitis), los tópicos más frecuentes, el manejo de los familiares y el papel de padre. Puedes descargarlo aquí.

¡Feliz lactancia a todas!

Audio vídeo Lactancia materna, esto es lo que necesita saber
Añade un comentario de Lactancia materna, esto es lo que necesita saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.