Las emociones y el orgullo de ser madre en 10 palabras

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Emoción de ser mamá

Antes de convertirnos en madres nos preguntamos qué sentiríamos, cómo cambiaría nuestra vida y descubrimos que la realidad estaba lejana y diferente a nuestros pensamientos. Tener a nuestro hijo en brazos, seguir su desarrollo, sus pequeños avances, verlo crecer, cuidarlo son sensaciones inolvidables. El día a día de las madres se compone de muchas pequeñas cosas que hacen nuestra vida maravillosa y única. Pero, ¿y si tuviéramos que resumir las emociones y el orgullo de ser madre en 10 palabras?





Lee también: ¿Qué significa ser mamá?

La redacción trató de preguntar a Licia, Chiara, Marianna y Lara, unos "pequeños planetas" que nos siguen desde hace tiempo.



  • Una joya 

El nacimiento de un hijo es un acontecimiento que llena la vida, una joya que ilumina nuestros días. En un instante, todo lo que ha pasado antes parece menos importante. Todos los logros, sueños, expectativas no son nada comparados con la alegría de una nueva vida que nace. Tenemos que empezar de nuevo, empezar de nuevo, reinventarnos. Ser madre es un "bomba", es una joya que hace que cada día sea precioso.

  • Otro "nosotros"

Crecer en el vientre de uno, "otro nosotros" es una emoción indescriptible. Alguien diferente ya la vez NOSOTROS, la unión de un hombre y una mujer, una mamá y un papá.

  • Reescribe tu propia historia

Esta es una de las razones para estar orgullosa de ser madre: volver a empezar cada día entre dificultades y alegrías, reescribir la propia historia. Un niño te cuestiona a diario en cosas pequeñas y grandes. Y no podéis dejar de escuchar sus peticiones, no podéis ignorar sus llamadas.

  • Orgulloso de cada pequeña conquista

Estás orgulloso de cada pequeño gran logro: el primer paseo solo, la primera palabra, el primer diente, etc. Ser mamá te permite sentirte orgullosa de las pequeñas cosas, de las cosas sencillas.



  • Una nueva apertura al mundo

Ser madre nos hace más empáticos, más comprensivos y obviamente también más preocupados por el destino del mundo.

  • Amor incondicional y absoluto.

La maternidad te da la oportunidad de experimentar una forma de amor que, habiendo vivido siempre del lado de los hijos, no se aprecia en toda su profundidad. El amor entre un padre y un hijo pequeño es probablemente la forma de amor más incondicional y absoluta que existe: se ama a un hijo simplemente porque existe, no porque se haga de una forma determinada y no de otra.

  • redescubrir el mundo

Tener un hijo significa revivir toda una serie de experiencias ya vividas como si fueran algo completamente nuevo.

  • Felicidad y asombro

Ser madre es también la felicidad y el asombro que sientes cuando ves a tus hijos inventar nuevos juegos, o verlos crecer juntos y amarse.

  • orgullo

Que los amigos y familiares o personas externas le digan que sus hijos parecen serenos y felices es a menudo una fuente de orgullo para un padre. En ese momento queda claro que ha hecho un "buen trabajo" y que ha sido un filtro de serenidad para ellos.

  • Acompañarlos en el viaje de la vida. 

Y por último, para una madre es emocionante ver crecer a sus hijos y acompañarlos en el maravilloso viaje que es la vida. 

Audio vídeo Las emociones y el orgullo de ser madre en 10 palabras
Añade un comentario de Las emociones y el orgullo de ser madre en 10 palabras
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.