Leche de burra, perfecta para bebés prematuros y más

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Las propiedades de la leche de burra
  • 2 Leche de burra: valores nutricionales 
  • 3 Leche de burra: cómo comprarla
  • 4 Leche de burra y bebés prematuros
  • 5 Los resultados del estudio de la leche de burra
  • 6 Cuánto cuesta la leche de burra y dónde encontrarla
  • 7 Contraindicaciones de la leche de burra

Podríamos definirlo… la venganza del burro, un animal que siempre ha sido un poco ridiculizado y maltratado. Su leche es el alimento más parecido a la leche materna y, por ello, muy adecuado para la alimentación de los más pequeños. La leche de burra es un producto de mil cualidades, aunque no sea muy conocido: sigue siendo un poco "nicho" e incluso su coste no está precisamente al alcance de todos. Sin embargo, se ha demostrado que funciona muy bien en particular para los bebés prematuros, pero también para todos aquellos que no son prematuros, pero tienen un problema de alergia o intolerancia a las proteínas de la leche. Averigüemos más sobre sus características y méritos.



Las propiedades de la leche de burra

Es una alternativa alimenticia muy válida porque su composición es sumamente similar a la de la leche materna. Por lo tanto, se digiere más fácilmente y proporciona una buena dosis de energía. Incluso los niños más mayores pueden tomarlo, quizás en el desayuno, para garantizar una reserva de calorías, útil para afrontar el día a toda velocidad.

Comparada con la leche de vaca, la leche de burra es menos grasa (por eso se digiere mejor). Además, es rico en vitaminas A y D, lisozima y lactoferrina. Estas últimas son proteínas con alta actividad biológica que llegan intactas al intestino, alimentando a las bacterias "buenas" que colonizan el ambiente intestinal y garantizan el bienestar del organismo. Por lo tanto, la leche de burra tiene propiedades probióticas.


Su sabor es más bien dulce, característica que hace que también lo aprecien los recién nacidos. Esto se debe al alto porcentaje de lactosa, que favorece la absorción de calcio, muy importante para los huesos. El contenido de caseína, en cambio, es inferior al de la vacuna: menos del 40% frente al 80. Las caseínas se encuentran entre las proteínas que con mayor frecuencia causan alergias o intolerancias a la leche. Esto explica por qué los bebés toleran mejor esta leche.


Dadas sus propiedades, la leche de burra puede ser consumida con seguridad por niños mayores, adolescentes y adultos también. También se utiliza para algunos productos cosméticos y es muy útil en la vejez porque ayuda a prevenir o combatir la osteoporosis.

Leche de burra: valores nutricionales 

En 100 gramos de leche de burra encontramos:

  • 46 calorías.
  • 1,5-1,8 gramos de proteína.
  • 0,3-1,8 gramos de lípidos.
  • 5,8-7,4 gramos de lactosa.
  • 0,64-1,03 gramos de caseína.

Leche de burra: cómo comprarla

Hay diferentes formulaciones: se pueden comprar frescos, posiblemente de origen biológico, o pasteurizados y liofilizados. En la práctica es un polvo que se disuelve en agua cuando se necesita. Un consejo de belleza, madres: la leche de burra liofilizada aplicada sobre la piel a modo de exfoliante la deja tersa y suave. Un verdadero tratamiento de belleza en casa.

Leche de burra y bebés prematuros

En Italia, cada año, más de 30.000 niños tienen demasiada prisa por nacer y lo hacen con mucha antelación. De estos, unos 5.000 pesan menos de un kilo y medio. El manejo de estos abdominales es muy delicado y la nutrición también juega un papel fundamental. La leche materna es el mejor alimento, pero muchas veces debido a las necesidades nutricionales particulares de los bebés prematuros se debe fortificar con nutrientes, especialmente proteínas de leche de vaca, que no siempre son bien toleradas por el estómago de estos bebés. Y aquí es donde entra la leche de burra.


Un estudio reciente demostró que este producto reduce a la mitad los síntomas de intolerancia alimentaria en los partos prematuros. La investigación, en la que participaron 156 niños, fue realizada por investigadores del Instituto de Ciencias de la Producción Alimentaria del Cnr de Turín (Cnr-Ispa) y por el equipo universitario de cuidados intensivos neonatales del hospital Sant'Anna de la Città della Salute. de Turín con el apoyo de la Compagnia di San Paolo de Turín. Fue publicado en el Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.


“Estudios recientes -dice Laura Cavallarin, investigadora del CNR-Ispa- ya habían demostrado que la leche de burra es la composición de los mamíferos más cercana a la leche humana. De ahí la idea de probarlo como complemento de la leche materna. La primera fase del proyecto implicó el diseño y la producción del fortificador experimental. Se obtuvieron dos concentrados de leche de burra, con el mismo contenido proteico y calórico que los correspondientes productos de leche de vaca comercialmente disponibles, respetando la legislación vigente en alimentación infantil y garantizando su seguridad microbiológica. La leche de burra se recolectó de dos granjas piamontesas y una de Reggio Emilia ”.

Los resultados del estudio de la leche de burra

La investigación duró 24 meses. “El estudio involucró a 156 nacimientos prematuros de muy bajo peso y edad al nacer (menos de 1.500 gramos y máximo 30 semanas de embarazo) - dice Enrico Bertino, director de Cuidados Intensivos Neonatales de la Universidad de Turín -. La mitad de los niños recibieron leche humana con el fortificante a base de leche de burra durante 21 días, los demás recibieron el fortificante estándar a base de vaca. Dado que los productos son diferentes, las dos dietas se han modulado para tener el mismo aporte nutricional. El estudio clínico mostró que los episodios de intolerancia alimentaria fueron 2,5 veces menores en los sujetos que tomaban el producto de leche de burra. En particular, se redujeron los episodios de vómitos y estancamiento biliar en el estómago, indicio de mal funcionamiento intestinal”.


“Un resultado importante tanto por la consecución temprana de una alimentación oral completa, objetivo clave en la asistencia de los prematuros en cuidados intensivos neonatales para su más rápido regreso a casa, como porque, en estas fases, afecta al estado de salud en la 'adolescencia'. y la edad adulta”, concluye el doctor.

¿Cuánto cuesta la leche de burra y dónde encontrarla?

Como decíamos al principio, este producto sigue siendo bastante caro: no hay muchas granjas y por lo tanto es fácil entender que esta leche sea particularmente “preciosa”.


En promedio (pero obviamente con algunas diferencias):

  • un litro de leche de burra fresca cuesta alrededor de 10 euros.
  • 100 gramos de leche en polvo liofilizada cuestan 30 euros.

Puedes comprarlo en grandes superficies, en tiendas especializadas en productos ecológicos o para bebés, por Internet, en farmacias.

Contraindicaciones de la leche de burra

Como cualquier otro producto, la leche de burra -aunque llena de virtudes- está contraindicada en algunos casos. No debe ser asumido por aquellos que:

  • tiene intolerancia o alergia a la lactosa (es muy rica en ella);
  • sufre de diabetes (tiende a elevar el nivel de azúcar en la sangre).

En caso de duda, pida consejo a su pediatra o médico de familia: ellos son los mejores para un consejo de este tipo.

 

Audio vídeo Leche de burra, perfecta para bebés prematuros y más
Añade un comentario de Leche de burra, perfecta para bebés prematuros y más
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.