Madres con Síndrome de Medea

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
Fuente: iStock

Madres con Síndrome de Medea

síndrome de medea (cuyo significado es astucia, astucia) recuerda el feminicidio, es decir 'te mato porque me abandonaste'. El trauma del abandono es, en efecto, particularmente significativo a nivel emocional y en el caso de Medea, mujer herida en su orgullo por haber sido traicionada por su amado esposo Jasón, se manifiesta en toda su tragicidad, es decir, proporción y furor, hombres y mujeres. cupido: los celos llevan a la locura pero el aspecto que prevalece es la indignación que siente una mujer que ya no se reconoce como madre.





La única manera de hacer frente a tal dolor y humillación es precisamente vengarse de sus propios hijos, matandolos.

Ser mujer: qué cambia en la pareja después del parto

Una mujer que se convierte en madre muchas veces pierde o renuncia a su feminidad para dedicarse casi por completo al cuidado de sus hijos. Por otro lado, el hombre cambia la forma de observar a su pareja después de la concepción, surge en él un sentido de protección, de pudor por lo que ya no considera el aspecto erótico de la relación sino el paternal. A ella también le resulta difícil reconocer a su amante en el hombre. Muy a menudo, después del embarazo, muchas parejas dejan de tener relaciones sexuales. El hijo toma el lugar del padre y el pensamiento y la preocupación se dirigen casi y exclusivamente a él.



Lea también: La reanudación de las relaciones sexuales después del parto

En la pareja se genera confusión, cambia la dinámica, de dos a tres, cambian los espacios y los tiempos. No duermes, es difícil trabajar, el estrés aumenta. La maternidad es difícil y puede producir ira, ya que a nivel personal se pierde la deseabilidad hacia la pareja que en muchos casos deja de estar presente y, en algún momento, de hacer el amor con ella. No es raro que muchas parejas abandonan las relaciones sexuales durante la gestación a pesar de que el ginecólogo ha asegurado que no hay riesgo. La experiencia inconsciente ligada a la sexualidad cambia tanto en la pareja como en el sujeto soltero.



Sin embargo, ser rechazada como mujer implica inevitablemente una demonización de las experiencias internas tanto que los niños son vistos como una amenaza. Pero mientras persista la dedicación, la protección y la aceptación, se mantendrá un equilibrio, aunque sea precario. Los niños, a veces, se verán obligados a asumir el papel de consoladores con aquellos que han cedido una parte de sí mismos por su propio bien. Pero ser sólo madre a los ojos de tu pareja no es un consuelo que agrade a todos ya que el aspecto ligado al erotismo, la conquista y el enamoramiento suelen persistir en el mismo hombre que los hizo padres.

En algunas situaciones, una vez superada la etapa de la maternidad, recupera casi de inmediato su aspecto femenino, manifestándose plenamente su ser mujer. En otros casos, es decir, cuando esa alteridad es incongruente y conflictiva, es difícil ser una buena madre, acogedora y sensible a las necesidades de su bebé.

Madre Medea

Una madre afectada por el síndrome de Medea, se anula como mujer y como madre. Borrar sus hijos y la descendencia de su pareja. Destruye la pareja. una mujer que no acepta su maternidad, lo vive con conflicto, desarrollando una ira profunda que lleva al infanticidio. Muchos casos del atestado denuncian este tipo de patología como condición psicológica:

LZ una mujer de 31 años mata a su hija de 8 meses metiéndola en la lavadora. La vida de una mujer es una sucesión de eventos particularmente agotadores desde el punto de vista emocional, su psique sufre lentamente. Desde un principio, la vida de la pequeña corre peligro, de hecho, durante el parto, ingiere líquido amniótico, le cuesta respirar y tras unos días en la incubadora, finalmente logra curarse. A raíz de este suceso, muere un familiar de la mujer a la que estaba muy unida y poco después el niño enferma de bronconeumonía. Para L. es el final, cae enfermo. En su interior algo ya no funciona, no sabe si podrá criar a esta pequeña, para volver a ser madre después de once años de su primera hija. Con el tiempo, su situación empeora, el psiquiatra le recomienda un tratamiento farmacológico pero todo esto es inútil porque la mujer en medio de delirios auditivos y alucinaciones, una mañana, toma todas las cosas que están sobre la silla y las mete todo en la lavadora pero no parece que no se dio cuenta de que ella también había deslizado al pequeño en él (Picozzi, 2008).

Unos años antes, aún en el pueblo, dos niñas que habían ocultado el embarazo a sus padres, tomaron al recién nacido y lo pusieron en la canasta del aparato. En 1987, en Detroit, una niña pequeña se orina a sí misma y a su madre como castigo la pone a lavarse en la lavadora. Hay muchas condiciones psicológicas que experimentan las mujeres durante el embarazo y la maternidad. Algunos bordean la psicosis y algunos incluso bordean el crimen. En este caso, establecer la capacidad de comprender y querer es el primer paso para conocer con mayor precisión la motivación, así como la patología, es decir, lo que impulsa a las mujeres a matar. Muchas de estas situaciones son consecuencia de la ausencia de pareja en la crianza de los hijos: además de tener un rol parental, el padre

nutre con cariño a toda su familia y la custodia generando seguridad, escuchando y participando de todas las actividades que conciernen al crecimiento y evolución psicológica de todos

Cuando el hombre no cumple con su papel, en situaciones no raras, las madres se ven abocadas a pedir ayuda continuamente y, en consecuencia, a desarrollar Síndrome de los buscadores de ayuda.. ¿Qué significa buscadores de ayuda? 'Buscando ayuda' y en este caso la referencia va dirigida a mujeres que continuamente derivan al médico por enfermedades, patologías o síntomas que se presentan en sus hijos, y que ellas mismas provocan, son representativos de una solicitud de atención específica.

A diferencia de las mujeres con síndrome de Munchausen, en estas la búsqueda de atención médica es más esporádica, la patología inducida es menos severa y está motivada por una necesidad específica de apoyo del personal médico en la crianza del niño. Diversas teorías científicas, autores y muchos otros subrayan la importancia de la presencia de ambos padres en el cuidado del niño y en el correcto cumplimiento de la crianza para poder gestionar el largo camino que conlleva el crecimiento de los niños.

Que hacer

A menudo, ante patologías manifiestas, existe un sentimiento de impotencia, creyendo que no se puede hacer nada. En realidad, cada situación estresante por la que atraviesa la mujer podría ser monitoreada con una mayor presencia por parte de la unidad familiar constituida, en este caso la pareja, y de origen. Cualquier tipo de ayuda y apoyo psicoemocional alivia el cansancio y alivia la condición de soledad y aislamiento a la que se ve sometida la madre durante el período posgestacional. En estos casos es posible intervenir de inmediato sin tener que enfrentarse a situaciones dramáticas. ademásSería deseable apoyo psicológico antes, durante y después del embarazo. porque muchas veces el tratamiento farmacológico no es suficiente para ayudar al sujeto a manejar sus problemas.

leer más

  • Picozzi M., 2008, Una oscura necesidad de matar, Mondadori, la ciudad.
  • Ameruoso E., 2022, El papel del padre en el embarazo y después del parto 
  • Verrastro V., Virduzzo C., Madres asesinas. Antecedentes Psicológicos Forenses, Qué Psicología, 2022 (4).
Audio vídeo Madres con Síndrome de Medea
Añade un comentario de Madres con Síndrome de Medea
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.