Parto: las posiciones para sentir menos dolor

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Posiciones para sentir menos dolor durante el trabajo de parto

La posición a ocupar durante el trabajo de parto y el parto es algo absolutamente subjetivo, de hecho casi todos los hospitales permiten que la mujer embarazada realice cualquier movimiento que prefiera.
En particular, a pesar de lo que se nos hace creer, no es necesario estar todo el tiempo clavado en la cama, de hecho está probado que el posición supina presentan inconvenientes específicos para el niño. L'el útero de hecho, que en esta posición no tiene la clásica forma de huevo, se deforma de forma antinatural y podría comprimir las grandes venas dificultando o reduciendo el intercambio de sangre con el bebé a través de la placenta.





Los dolores del parto

Los dolores del parto se presentan con contracciones uterinas intensas, de duración creciente y más o menos regulares. En promedio, las contracciones típicas de un parto activo son unas 7 en 15 minutos con una duración mínima de 15-20 segundos cada una. Los dolores del parto para algunas mujeres se asemejan a cólicos renales severos, para otras punzadas dolorosas alrededor de la cintura, bajo el abdomen o localizadas en la espalda. Pero ¿Cómo sobrellevar los dolores del parto? Entre las técnicas analgésicas naturales se encuentran los baños calientes, masajes localizados en la zona donde el dolor es más intenso, y finalmente vemos como el cambio de posición puede ayudar a reducir las molestias. Cada mujer encontrará una posición más cómoda, que la ayudará a soportar el dolor; no hay reglas, el consejo siempre es escuchar a tu cuerpo y consentirlo.



Puestos de trabajo activo

  • Posición de pie o caminando

En las primeras etapas del trabajo de parto, la parturienta suele experimentar un mayor bienestar al estar en piedi (posición que entre otras cosas ayuda al niño a bajarse gracias a la fuerza de la gravedad) o caminando apoyado contra la pared contra un mueble o un compañero durante la contracción.



  • dolor de columpio

Balancear, rotar o inclinar la pelvis puede resultar muy útil. A tu bebé que está por nacer le encantará que lo mezan, sobre todo cuando lleguen las contracciones. Este movimiento podría ayudar a que la pelvis se abra y el bebé descienda.

  • En ginocho

También es recomendable entrar la rodilla, especialmente en caso de trabajo de espalda, apoyándose en una silla o en los hombros de su pareja. También es una posición recomendada en el trabajo de parto normal porque parece reducir el dolor en comparación con la posición sentada, ya que permite trasladar la presión del empuje hacia la parte inferior de la columna.

 

Posiciones para dar a luz antes

  • Allanamiento

Es una de las posiciones más tradicionales, utilizada por las mujeres embarazadas desde tiempos inmemoriales. Ponerse en cuclillas con los talones tocando el suelo y las rodillas separadas en una posición que se asemeja a una rana abre la pelvis y el bebé tiene el mayor espacio posible para salir.

  • un carponí

Otra posición recomendada para facilitar el descenso del niño es el de cuatro patas, especialmente indicado para aliviar la dolor de espalda y consiste en ponerse a cuatro patas con las manos separadas a la altura de los hombros, prestando especial atención a no arquear la espalda. A partir de esta posición, será fácil que se incline hacia delante colocando los antebrazos en el suelo. También esta posición por su prerrogativa de sacar al niño de la columna ayuda a aliviar el dolor de espalda. Puede ser importante en este sentido separar las rodillas para que el abdomen quede suspendido entre ellas.

Posición menos dolorosa para dar a luz

  • Sentado

Sentado en la cama o en un globo de parto, esta posición podría aliviar el dolor del parto y las contracciones y ayudar al bebé a descender por el canal de parto. Las sillas de parto están disponibles en algunas instalaciones.

  • En el lado

Se recomienda la posición lateral si está demasiado cansado para pararse o sentarse. También está indicado en la fase expulsiva para frenar un parto demasiado rápido y disminuir la intensidad del dolor. 

Te recordamos que no hay mejores posiciones que otras durante el parto, y que puedes empezar el trabajo de parto de una forma y terminar cambiando de posición. Lo importante es sentirte a gusto y vivir este mágico momento de la mejor manera posible, consciente de tu cuerpo y de la indescriptible emoción que sentirás cuando tengas a tu hijo en brazos.

Añade un comentario de Parto: las posiciones para sentir menos dolor
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.