Pezones en el embarazo: ¿cómo cambian, qué sucede?

Pezones en el embarazo: ¿cómo cambian, qué sucede?
Fuente: Shutterstock

Pezones en el embarazo: ¿qué sucede?

El seno es la parte del cuerpo que da los primeros signos cuando una mujer está embarazada. La tensión en las mamas, el agrandamiento, el cambio de la areola y del propio pezón son completamente normales cuando una mujer está embarazada.





Pero, concretamente, ¿qué sucede con el pezones en el embarazo? ¿Cómo debe cuidarlo una mujer? ¿Y qué hacer en caso de malestar y dolor? Averigüemos todo en esta guía.

En este articulo

Cómo cambian los pezones en el embarazo

La mama en el embarazo cambia desde múltiples puntos de vista, externos e internos. Entre las primeras cosas que se notan, desde el primer trimestre, están el aumento de volumen, la tensión y la areola que rodea el pezón se oscurece. En algunos casos, desde los primeros meses la superficie i Tubérculos de Montgomery.



La producción de prolactina y hormonas, específicamente estrógenos, progesterona y hormona de crecimiento, modifica los senos. La primera fase de cambios que experimentan la mama y por tanto también los pezones en el primer trimestre (y hasta el quinto mes) se denomina cinetogénica. 

Ya en este momento los conductos galotofóricos (los que producirán la leche materna) comienzan a desarrollarse y ramificarse y aumenta el aporte sanguíneo a la mama. El tejido glandular aumenta, el tejido adiposo disminuye, es por esto que la mama ei los pezones se vuelven particularmente sensibles embarazada. 

En el segundo y sobre todo en el tercer trimestre, pues, es normal que los pezones empiecen a producir pequeñas gotas de calostro, el líquido amarillento llamado "oro líquido" que precede a la subida lechosa.

Pezones en el embarazo: síntomas más comunes

Desde el comienzo del embarazo, por lo tanto, los pezones sufren cambios y pueden causar molestias. Veamos cuáles son los síntomas más comunes:



  • tensión en los senos
  • aumento de volumen
  • oscurecimiento de la areola
  • seno turgido
  • Aparecieron los tubérculos de Montgomery
  • picazón en los pezones
  • dolor en los pezones
  • producción de calostro

dolor de pezones en el embarazo

El dolor de senos es bastante común durante el embarazo, tan pronto como una semana o dos después de la concepción. Sin duda es una sensación molesta que alcanza su punto máximo en el primer trimestre de gestación. De hecho, este es el período en el que la mujer está llena de hormonas, en particular de estrógeno y progesterona.

El seno crece de tamaño, cambia internamente, se prepara para amamantar. El flujo sanguíneo provoca el aumento de senos y pezones y todo esto inevitablemente puede generar molestias en la mujer embarazada.

Además, a menudo se agregan al dolor picazón, irritación de la piel y ardor en los pezones. Molestias todas que ceden en el segundo y tercer trimestre.

Cómo cuidar los pezones de embarazada

Para calmar el dolor en los pezones y mamas que experimentan muchas mujeres en los primeros meses de gestación, existen varios métodos efectivos:

  • aplicación de un aceite natural (también el mismo que se utiliza para evitar la aparición de estrías)
  • Compra sujetadores adecuados: es bueno elegir un modelo que abrace bien el pecho, que no apriete y que no tenga aros ni costuras que irriten o dejen marcas. Hay muchos sujetadores cómodos en el mercado que puedes usar incluso de noche para una máxima comodidad.
  • llevar ropa cómoda: la ropa habitual, la ropa interior habitual no son adecuadas para el embarazo. Los senos deben sentirse libres, la piel debe respirar. De esta manera todas las molestias disminuirán
  • hacer una compresa fría para recuperar el alivio
  • tomar una ducha caliente para relajar los músculos y la sensibilidad de los senos

La liberación de calostro en el embarazo: a partir de qué mes.

Inicialmente hablábamos de la llamada fase cinetogénica que es la fase de cambio que afecta a la mama hasta el quinto mes. Posteriormente entramos en la llamada fase calostrogénica, que es el momento en el que los conductos lácteos producen el primer calostro.

Calostro es un líquido amarillento, más bien denso y rico en anticuerpos útiles para el recién nacido inmediatamente después del nacimiento, indispensables para reforzar sus defensas inmunitarias. La futura mujer puede verlos salir de sus pezones ya en el segundo trimestre del embarazo. Es un fenómeno completamente normal y no hay absolutamente nada de qué preocuparse, al contrario: es la señal de que todo va bien y que la mujer se está preparando para amamantar. El calostro, de hecho, anticipa el batido de la leche, por lo tanto, la producción de leche real.

En el caso de que las pérdidas sean frecuentes, puedes empezar a ponerle discos de lactancia, los mismos que utilizará la futura mamá durante la lactancia.



Añade un comentario de Pezones en el embarazo: ¿cómo cambian, qué sucede?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.