Placenta previa: qué es y qué puede conllevar

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Placenta previa

La placenta anterior (o placenta baja) es una condición en la cual la placenta se adhiere a la pared del útero en la parte inferior, por lo tanto de manera anormal.
Al comienzo del embarazo, la placenta es previa en el 5% de los casos y no es una condición que deba preocuparnos porque lo más probable es que se asiente durante el embarazo a medida que el útero se agranda y empuja la placenta hacia arriba. Pero si la placenta se hunde hacia el final del embarazo, puede ser un problema.
Si la placenta previa se diagnostica alrededor de la semana 35-36, a menudo se puede requerir un parto por cesárea, especialmente si la placenta previa está ubicada en el centro y, por lo tanto, obstruye el cuello uterino y evitaría que el bebé se canalice hacia el canal de parto.





Lea también: La placenta

En la norma la placenta debe asentarse en la parte superior de la cavidad uterina y permanecer fijo en esa posición, garantizando todas sus funciones importantes, en primer lugar la de garantizar el intercambio metabólico y gaseoso entre la sangre del feto y la de la madre.
Pero en algunos casos la placenta puede moverse a la parte más baja de la cavidad uterina.

Hay varias formas de clasificar placenta previa, según la distancia entre el borde de la placenta y el orificio del canal cervical:



  • placenta previa marginal: la distancia no supera los 3 centímetros
  • placenta previa lateral: la distancia es superior a 3 cm desde el orificio
  • placenta previa central: la placenta cubre completamente el orificio

Qué sucede en el caso de la placenta previa

El tejido que compone la placenta no es extensible, por lo que a medida que el útero crece, si la placenta está en la parte inferior, difícilmente podrá adaptarse a la dilatación de lael útero.
Los síntomas de la placenta previa están esencialmente relacionados con un sangrado anormal: la sangre es de color rojo brillante y no hay dolor. A'ecografía determinará si se trata de placenta previa y el médico decidirá cómo proceder: generalmente se sigue la evolución de la situación, manteniendo la placenta bajo control y se programará una cesárea.

20 FOTOS

Ultrasonido durante el embarazo: ¿qué ves?

Durante los nueve meses de embarazo, la futura madre deberá someterse a diversas ecografías. Esto es lo que puede ver



¿Cuáles son los riesgos en caso de placenta previa?

Los riesgos para el niño se relacionan principalmente con la posibilidad de un nacimiento prematuro, a una oxigenación reducida provocada por el desprendimiento de la placenta en algunos puntos, a la pérdida de sangre provocada por las laceraciones de la placenta que afectan también a los vasos sanguíneos del feto.
Para la madre, los riesgos se relacionan principalmente con hemorragias, que puede causar anemia, y obviamente el uso obligatorio de una cesárea.

Añade un comentario de Placenta previa: qué es y qué puede conllevar
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.