Queso pecorino durante el embarazo: ¿se puede comer? ¿Y cuáles son los riesgos?

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

pecorino en el embarazo

Il queso sin duda es un alimento rico en nutrientes útiles para la futura mamá, pero cuando estás embarazada debes prestar especial atención a la nutrición, seleccionando los alimentos permitidos y los que debes evitar. los pecorino en el embarazo es posible comer? ¿Y cuál elegir?





En este articulo

  • quesos en el embarazo
  • Los riesgos
  • ¿Puedo comer queso pecorino durante el embarazo?
  • Pecorino no madurado durante el embarazo
  • Primosale Pecorino

quesos en el embarazo

Il leche y derivados, como el yogur o los quesos, son alimentos muy importantes en los nueve meses de embarazo porque aportan al organismo de la madre y del bebé nutrientes preciados, como magnesio, fósforo y obviamente calcio, pero también proteínas y vitamina B12.



Pero no debemos olvidar que se deben evitar algunos quesos y que este alimento sigue siendo a menudo rico en grasas por lo que se debe consumir con moderación. Es frecuente que el ginecólogo, al elaborar la dieta del embarazo, aconseje comer un trozo de Parmigiano Reggiano todos los días, y de hecho es un buen hábito para asegurar la cantidad adecuada de calcio y nutrientes importantes todos los días.

Pero, ¿cuáles son los quesos que podemos comer con seguridad?

  • il parmesano
  • quesos duros, como Fontina, Provolone dolce, Cheddar, pecorino, Asiago, queso suizo o emmenthal, que tienen una piel dura, hay menos agua y se han curado, por lo que hay un menor riesgo de que se desarrollen bacterias
  • mozzarella, ricotta, mascarpone, quesos para untar.

Ellos van evitado, por otro lado, los quesos con mohos, por ejemplo el Gorgonzola, los quesos azules blandos como el azul danés y el roquefort, los que tienen la piel exterior blanca y son blandos por dentro y en general todos los productos elaborados con leche cruda.

Lea también: Nutrición en el embarazo

Los riesgos

El consumo de quesos sin madurar o elaborados con leche cruda puede promover la listeriosis, una infección bacteriana causada por un patógeno presente justo en el productos lácteos sin pasteurizar que es potencialmente responsable de aborto espontáneo, mortalidad y complicaciones neonatales, meningitis, parto prematuro, septicemia y problemas en el recién nacido.



En muchos casos, la listeriosis no provoca ningún síntoma en la madre, pero la bacteria puede atravesar la barrera placentaria y llegar al feto para lo cual es muy peligrosa.

Además, no se debe subestimar que durante el embarazo es más fácil sufrir gastritis, estreñimiento o diarrea y trastornos gastrointestinales: por eso no es buena idea excederse en el consumo de queso.

¿Puedo comer queso pecorino durante el embarazo?

Como hemos dicho los quesos curados, incluido el pecorino, se obtienen por el proceso de madurado durante al menos 12 meses descompone la presencia de bacterias y evita que proliferen. Además, pecorino generalmente contiene bajas cantidades de grasa y la cantidad adecuada de sodio.

Pecorino no madurado durante el embarazo

El pecorino fresco se prepara con leche de oveja filtrada y trabajado crudo en la lechería, por lo que es preferible posponer su consumo hasta después del parto y disfrutar de una loncha de excelente pecorino añejo.

Pecorino primosale durante el embarazo

la llamada pecorino primaventa se obtiene de la tuma espolvoreada con sal después de un mes de reposo. Por lo tanto, no es un queso curado: es fresco y como tal no se puede descartar que contenga bacterias potencialmente peligrosas para el feto y el embarazo.

Añade un comentario de Queso pecorino durante el embarazo: ¿se puede comer? ¿Y cuáles son los riesgos?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.