Relaciones cambiantes: mamá y abuela

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: iStock

Relaciones con la abuela materna

La abuela materna sería de mayor importancia para los nietos que la abuela materna. Decir que esto es una investigación realizada por la revista de psicoanálisis neofreudiana Ifefromm que revisó una variedad de análisis realizados a lo largo de los años y concluyó que para los niños figura de la abuela materna sería preferible a la paterna.





Tratemos de entender por qué?

Las investigaciones analizadas llegaron a estas conclusiones:

  • la abuela materna suele tener entre 60 y 70 años,
  • vive en la misma ciudad que sus nietos,
  • los ve varias veces a la semana
  • es jubilada o ama de casa.

En la mayoría de los casos ha establecido con sus nietos una relación muy cercana desde el primer año de vida y muchos de estos niños han sido confiados al abuela materna cuando mamá volvió a trabajar después de la licencia de maternidad.

A la luz de estos elementos, es claro y obvio por qué los niños parecen prefieren la figura de la abuela materna: es el que siempre está presente, en el que la madre parece confiar más que nadie, está disponible para cuidarlos en muchas ocasiones.

De hecho, basta con reflexionar nuestra experiencia como mamás entender que esta investigación dice la verdad: muchas de nosotras hemos decidido confiar sus hijos a su madre cuando volvemos al trabajo, confiamos en ella como ninguna otra persona en el mundo, solo cuando nos convertimos en madres nos damos cuenta del gran compromiso y trabajo que nuestras madres han invertido por nosotros.

En resumen, el maternidad a menudo tiene un efecto positivo en la relación entre madre e hija: uno se siente más conectado, uno se encomienda a su madre y acepta su ayuda (que tal vez durante años le ha sido negada en el camino del crecimiento y la independencia de niñas a mujeres realizadas), la extraña si vive en otra ciudad, en en algunos casos, incluso la llegada de un nieto sirve para fortalecer y reparar relaciones tensas y distantes.



Quizá no se equivoque quien, como yo, crea que las abuelas se inclinan más a cuidar a los hijos de sus hijas que a los de los chicos: es porque con hijas el vínculo nunca se rompió. En efecto, la llegada de un hijo sirve para restablecer ese hilo emocional y personal propio de vínculo mujer-mujer, mientras que el hijo varón probablemente tendrá una pareja o esposa que preferirá confiar en su madre para el cuidado de los hijos.

No quiero quitarle nada al valor y profundidad del sentimiento que la abuela paterna siente por su nieto, pero el cariño, el cuidado y la entrega se demuestran cada día con compromiso y presencia y este conjunto de acciones fortalece y fortalece el vínculo. entre nieto y abuela materna.

Lea también: El rol educativo de los abuelos

Aclarar los roles de abuela y madre.

Cómo sentar las bases para un relación constructiva y prometedora entre madre y abuela? A menos que nuestra madre sea particularmente joven, pertenecerá a otra generación y tendrá ideas educativas completamente diferentes a las nuestras: tal vez piense rígidamente en abrazar, llorar, amamantar y criar al bebé. Podemos encontrar un compromiso? Por supuesto que sí. No olvidemos que la madre del niño es una sola y somos nosotras las que tenemos la responsabilidad y la tarea de criar a nuestro hijo como estimemos correcto, encomendándonos ciertamente aexperiencia y al consejo del nonna, pero también y sobre todo al nuestros instintos y la información que encontramos. Están madres y mujeres mucho más informadas y atentas en comparación con las de generaciones pasadas: tenemos acceso a una miríada de libros, ensayos, manuales y sitios de información donde podemos crear una cultura real en el campo de la educación y el crecimiento de los niños y si elegimos emprender un camino determinado, abrazar una teoría educativa es justo llevarla a cabo y aclarar inmediatamente a la abuela cómo pensamos.



Abuela materna demasiado insistente

Y siempre depende de la joven madre hacer cumplir su propia política de privacidad, las decisiones tomadas junto con tu pareja y tu voluntad.

espectáculo gratitud por su presencia, por su coche es importante: muchas madres primerizas están solas y no pueden contar con la ayuda de su madre y esto les puede complicar mucho la vida. Quienes tengan la suerte de tener cerca a su abuela materna podrán volver al trabajo sabiendo que dejan a su hijo en manos de confianza, podrán salir en algún momento de la tarde o incluso de la noche con su pareja, garantizar a sus hijos una presencia familiar amorosa y confiable.

A cambio de estos beneficios hay que tener en cuenta que hay que someterse a un poco de intrusismo, sobre todo si la abuela está sola o tiene una relación complicada con su abuelo. En algunos casos podría mimar demasiado a los niños y prestarles demasiada atención.

Depende de nosotros entender cuándo se está cruzando el límite. Recordamos que dictamos el reglas de la educación de nuestros hijos, pero esa rigidez nunca es buena consejera.

Da igual que la abuela le haga un regalo extra al niño o que le permita un helado cuando le hubiésemos dicho que no: aceptar estas pequeñas diferencias de opinión es sentar las bases de una relación basada en el respeto y la comprensión. Y no tengas miedo: el niño puede distinguir perfectamente quién es la madre y quién es la abuela.

abuela insistente

Somos muy afortunados de tener a nuestra madre a nuestro lado, siempre debemos recordar eso. Y al mismo tiempo debemos recordar que su ayuda no es una obligacion: ya ha criado a sus hijos, ha pasado su tarea y la etapa en la que apenas tuvo que conciliar trabajo y familia. Ahora es el momento de que ella disfruta tu tiempo y cultivar sus intereses. Puede ayudarnos y estar disponible pero si la hacemos sentir obligada, indispensable o necesaria, el paso hacia la intromisión será corto y espontáneo.

Añade un comentario de Relaciones cambiantes: mamá y abuela
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.