Tradiciones vinculadas al nacimiento

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
por Beatriz Spinelli

El nacimiento de un hijo es un acontecimiento extraordinario, capaz de traer una alegría a una familia que muchas veces las palabras no logran expresar. El acontecimiento del nacimiento siempre ha ido acompañado de tradiciones, creencias y usos que pueden variar según las distintas zonas geográficas pero sin embargo están unidos por el propósito común de celebrar el nacimiento de la mejor manera deseando al pequeño suerte y serenidad.

Embarazo en stop motion

Hay que decir que en el pasado, sobre todo en los pueblos pequeños y zonas rurales, la tendencia a la superstición estaba muy arraigada por lo que todos los acontecimientos importantes de la vida, como el embarazo, el parto o el bautizo, estaban marcados por creencias y tradiciones muy particulares, algunas decididamente imaginativos o extravagantes, que en la cultura moderna han desaparecido casi por completo.
En el pasado, por ejemplo, en algunas zonas geográficas se creía que Inmediatamente después del parto, el bebé y su madre eran muy vulnerables y podían verse influenciados por fuerzas oscuras.. Para remediarlo recurrieron al uso de amuletos y objetos mágicos que tenían el poder de alejar la desgracia y la mala suerte.
De acuerdo con las diversas tradiciones, hay entonces acciones a evitar porque traen mala suerte. Una creencia popular, por ejemplo. quiere que el bebé nunca sea besado en el cuello, porque en este caso podría perder el sueño. Muchas creencias populares, sin embargo, tienen un propósito positivo, a saber, desear suerte y prosperidad a la criatura que acaba de entrar en la vida.
Embarazo, 20 cosas que debes saber primero

Una de las tradiciones que ha resistido el paso del tiempo y los cambios sociales y culturales de nuestro tiempo es la que se refiere la camisita de la suerte, una diminuta túnica de algodón o seda, para ser usada por el bebé inmediatamente después del nacimiento. La camisita, para traer buena suerte, debe ser dada por alguien y luego guardado como recuerdo, según algunas creencias, sin lavar. Esta tradición tiene su origen en que, sobre todo en el pasado, la canastilla del recién nacido incluía una serie de camisetas de seda o algodón que se utilizaban en los primeros días de vida para evitar que la delicada piel del bebé entrara en contacto con tejidos que pudieran causarle irritación o alergias. .
Hoy en día, las futuras mamás, al preparar los cambios necesarios para la hospitalización o en la clínica inmediatamente después del parto, casi siempre prefieren usar leotardos, que son más cómodos y tienen un mejor ajuste. Las camisetas de la suerte se pueden adquirir en tiendas de ropa infantil, vienen en varios colores pero las más populares son blanco y rojo.
Generalmente la camisita se le da a la futura mamá después del 3er mes de embarazo.
  Otra tradición ligada al nacimiento es la de baño de la fortuna que consiste en poner en el agua del primer baño una moneda de oro para desear al pequeño suerte y prosperidad. Para el primer baño, en el pasado, también se utilizaba para sumergirse en el agua de hojas de nuez o añadir un poco de vino con el objetivo de depurar y tonificar al pequeño.

Después del nacimiento, el primer evento importante del bebé es el bautizo, un evento de gran importancia para las familias de fe católica.

 





Como en cualquier otra "etapa" importante de la vida, también en torno al bautismo giran costumbres y tradiciones destinadas a dar un sentido particular al acontecimiento. En el pasado, la tradición quería que el niño viniera bautizado dentro de los ocho días del nacimiento para que pudiera formar parte cuanto antes de la comunidad de la Iglesia.
Muy importante fue la elección del padrino y la madrina quienes eligieron un nombre para el pequeño y jugaron un papel muy importante en su crecimiento y formación. En las comunidades religiosas, el bautismo todavía se considera una etapa muy importante en la vida, aunque muchos de los hábitos del pasado vinculados a este evento están desapareciendo.

La tradición también establece algunos obsequios "obligatorios" que aún hoy se dan con motivo del bautismo; entre estos se encuentra el cadena de oro que debe combinarse con una medalla con una imagen sagrada que suele regalar el padrino y la madrina. Otros regalos tradicionales son la pulsera grabada con el nombre y la fecha de nacimiento del niño o el pin para el babero. Estos objetos reemplazan de alguna manera a los amuletos que en el pasado se entregaban al recién nacido y su familia como deseo de una vida tranquila y feliz.
Audio vídeo Tradiciones vinculadas al nacimiento
Añade un comentario de Tradiciones vinculadas al nacimiento
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.